Despliega el menú
Economía

Laboral

Acuerdo en Cacaolat de Utebo sobre un ERE con 48 despidos

La empresa presentó un expediente de extinción de 60 contratos de trabajo por motivos productivos a finales de mayo, en una plantilla de 99 trabajadores.

Imagen de la planta de Cacaolat
Cacaolat anuncia un ERE en la planta lechera de Utebo
J.M. MARCO

El comité de empresa de Planta Lechera Utebo (antigua Sali-Cacaolat) ha llegado a un acuerdo con la dirección de la empresa sobre el expediente de regulación de empleo planteado, que afectará a 48 personas y no a 60 como en un principio contenía la propuesta empresarial.

El acuerdo se alcanzó el pasado viernes en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) tras más de doce horas de negociación y hoy ha sido ratificado en asamblea por los trabajadores, informan fuentes del comité de empresa en una nota.

La propiedad de Planta Lechera Utebo -Cobega (concesionaria de Coca-Cola en España), la cervecera Damm y la compañía especializada en reestructuraciones empresariales Victory Corporate-, presentó un expediente de extinción de 60 contratos de trabajo por motivos productivos a finales de mayo, en una plantilla de 99 trabajadores.

Después de la negociación, se ha llegado a un acuerdo por el que se fija una indemnización de 33 días por año de servicio con el límite de 21 mensualidades, más una cuantía adicional de 135 euros por año de antigüedad para cada trabajador y otra de carácter lineal de 500 euros para cada trabajador afectado.

Para garantizar la continuidad de los trabajadores que no sean despedidos ahora, estas condiciones se mantendrán durante tres años desde la fecha efectiva del expediente.

Así, los empleados que en el futuro puedan ser despedidos individualmente, o mediante despedido colectivo por razones, obtendrán, al menos, la misma indemnización.

En la configuración de la lista de los 48 trabajadores que finalmente se verán afectados primará el criterio de voluntariedad. En el caso de no alcanzar la cifra de 48 despidos, la empresa elegirá a las personas restantes hasta el máximo pactado.

Dentro del acuerdo también se ha pactado que las condiciones del convenio colectivo de la empresa, cuya vigencia concluyó el 31 de diciembre de 2011, se prorrogarán durante dos años, así como que las garantías hipotecarias que pesan sobre la fábrica de Utebo no pondrán en riesgo su viabilidad en el supuesto de que los acreedores las ejerciesen, "en un intento de dar estabilidad a la fábrica que queda tras el expediente".

El comité de empresa valora de forma "razonablemente satisfactoria" el acuerdo, dados los muchos condicionantes negativos que rodeaban la negociación, sobre todo la paralización de la actividad de la planta desde hace un año y medio prácticamente "y una legislación laboral absolutamente favorable para la parte empresarial".

Etiquetas