Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Crisis financiera

El Estado será el principal accionista de Bankia al nacionalizar su matriz

Esto supondrá directamente la nacionalización de BFA y que la siete cajas que lo crearon vean esfumarse su participación.

Traspaso de poderes en Bankia entre Rato y Goirigolzarri
El Gobierno español "no descarta" nacionalizar Bankia
BANKIA

El Estado será el principal accionista de Bankia en cuanto nacionalice su sociedad matriz, el Banco Financiero y de Ahorros (BFA), tal y como le pedirá el nuevo presidente del grupo, José Ignacio Goirigolzarri.

Según han informado  fuentes próximas al consejo de administración de BFA, en el que Goirigolzarri ha tomado las riendas del grupo tras la dimisión de Rodrigo Rato, una de sus primeras propuestas se traducirá en la nacionalización del grupo.

El nuevo presidente del gigante fruto de la unión de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco entidades ha explicado a los consejeros de la matriz de Bankia que pedirá que el préstamo que se pidió al Estado, de 4.465 millones de euros, se convierta en acciones.

Esto supondrá directamente la nacionalización de BFA y previsiblemente que las siete cajas que lo crearon vean esfumarse su participación, puesto que es muy probable que con el canje de acciones el Estado obtenga el 100% de la cabecera del grupo.Accionista mayoritario

Y cuando la nacionalización de BFA se materialice, el Estado pasará a tener más del 45% de Bankia, lo que le permitirá tener el control total de la entidad, al ser de sobra el accionista mayoritario de la misma.

Bankia cuenta con más de 10 millones de clientes y unos 400.000 accionistas, que han visto cómo en los últimos tres días el valor de la entidad en Bolsa ha caído casi un 13 % de su valor.

Como además de accionista de Bankia, BFA lo es de otras compañías, como Iberdrola, Mapfre, NH Hoteles o Indra, el Estado pasará a tener también participaciones en todas estas compañías.

A primera hora de la tarde de este miércoles, antes de asumir la presidencia de BFA, Goirigolzarri ya fue nombrado presidente de Bankia y declaró que asumía el cargo con el reto de hacer la entidad "mas fuerte, rentable y potente".

El sustituto de Rato indicó que su proyecto al frente de Bankia redundará en beneficio de "la sociedad española" y añadió que asumía el puesto "con una gran sentido de la responsabilidad y al mismo tiempo con una gran ilusión".

"Creo que tenemos entre las manos un proyecto de extraordinario futuro", dijo, mientras se oían voces críticas desde distintos sectores que temían que con su llegada el nuevo presidente propusiera la nacionalización del grupo.

Por su parte, el presidente saliente, Rato, se despedía de todos los empleados de Bankia a través de un correo electrónico en el que les pedía que dieran todo su apoyo, colaboración y lealtad al nuevo presidente.

El relevo de Rato por Goirigolzarri se produce en un momento complicado para la entidad, ya que, por su alta exposición al sector inmobiliario, su morosidad y tamaño, uno de los más grandes en España, se calcula que podría necesitar un apoyo público de unos 7.000 millones de euros.

Etiquetas