Despliega el menú
Deportes

GIMNASIA RÍTMICA

Zaragoza, capital de la rítima

La ciudad es la sede del Campeonato de España Individual, Clubes y Autonomías, que reúne a más de 1.200 especialistas.

Una gimnasta ejecuta el programa individual con la pelota.
Zaragoza, capital de la rítima
HERALDO

"Es el campeonato más grande de la historia de la Federación Española de Gimnasia", no duda en calificarlo el presidente de la Territorial aragonesa, Ignacio Marrón. Los números cantan: cerca de 900 gimnastas, más de 250 técnicos, unos 50 jueces, un centenar de voluntarios y un volumen de público que puede rondar los 4.000 espectadores. A su entidad le ha tocado el premio gordo: organizar desde mañana el Campeonato de España Mapfre Individual, Clubes y Autononías. Casi nada. Dos competiciones en una. Un reto ambicioso que permitirá disfrutar al público de uno de los deportes más bellos en su puesta en escena. El pabellón Siglo XXI se prepara para vivir siete intensas jornadas, "un espectáculo que nos ofrecerán las mejores gimnastas que nos han representado en Europeos y Mundiales", resalta Marrón.

La Federación Aragonesa ha sido la encargada de la puesta en escena de una competición que, por sus cifras y contenido, resulta compleja de abordar. La Española varía el formato para hacerlo más competitivo. Antes se celebraba el Nacional Individual por un lado, y el de Clubes y Autonomías, por otro, con la ausencia de las gimnastas que ya habían participado en el primero. Ahora, las deportistas podrán optar a la clasificación general individual realizando el programa íntegro (todas las modalidades), a la clasificación por aparatos, a la de clubes y autonomías, de forma que en un solo evento se verá a las especialistas más completas", recalca el federativo.

La actividad comenzará hoy con el montaje de la pista y los primeros entrenamientos oficiales. Para que el resultado sea redondo, la Territorial cuenta con un activo muy importante: la valiosa aportación de un sinfín de personas anónimas que colaboran en labores de lo más variopintas. Padres, madres, gimnastas, entrenadoras y responsables de clubes de la ciudad, apasionados de un deporte que echa en falta un poco más de cariño. Resulta muy difícil poner en marcha la compleja maquinaria que rodea traer un torneo de este tipo, y especialmente dura es la tarea de llamar a la puerta para que las instituciones ayuden con una digna subvención. Todo para ofrecer a la ciudad un campeonato de primer nivel, de un deporte, la gimnasia rítmica, que se le puede considerar arte.

Las primeras niñas saltarán al tapiz ya el martes, en el Nacional infantil y júnior que se prolongará hasta el jueves. Desde el viernes hasta el domingo le tocará el turno a las categorías alevín, sénior, primera y honor. Aragón tendrá su protagonismo en este torneo: casi cuarenta gimnastas plasmarán su maestría buscando recoger los frutos por el trabajo de una temporada. "Poco a poco vamos remontando, y el nivel es mejor. Pero es difícil mantenerse arriba si no tienes unas instalaciones fijas para entrenar", se lamenta Ignacio Marrón. Es la realidad de la gimnasia en esta Comunidad, que desde hoy luchará por codearse con los nombres propios en estos Nacionales: Castilla y León, Valencia, Cataluña y Madrid.

Etiquetas