Despliega el menú
Deportes

CAI BM ARAGÓN

Y la vuelta en Alemania

El CAI Balonmano Aragón se enfrenta al poderoso Nordhorn en las semifinales de la Copa EHF.

Ya hay rival para las semifinales. El Nordhorn alemán será el penúltimo obstáculo del CAI Balonmano Aragón en la lucha por conquistar la Copa EHF, la Copa de la Federación Europea de Balonmano.

El conjunto aragonés sabía de antemano que el rival no iba a ser fácil. Porque en el póquer de aspirantes a lograr el título ya no se rifan "peritas en dulce". El Nordhorn es un alemán clásico, que se ha consolidado en la Bundesliga y que se mueve con asiduidad en las competiciones europeas.

La suerte no se reflejaba ayer tanto en el contrincante como en el orden de los partidos. La vuelta en casa es un bocado sabroso a la eliminatoria. Y ahí, al CAI Aragón la fortuna se le volvió esquiva. La ida se jugará en el pabellón Príncipe Felipe el primer fin de semana de abril (5 ó 6 de abril) y la vuelta, en territorio germano el siguiente fin de semana (12 ó 13 de abril).

El tono que demuestra el CAI Aragón es la garantía de la confianza de su entorno. Es verdad que el sorteo celebrado en Viena podía haber sido más benévolo. Pero los responsables de la entidad tienen, sobre todo, seguridad en sí mismos: "El CAI está en condiciones de eliminar a cualquier rival -esgrimía ayer el técnico Vereljub Kosovac- y pelear hasta el final por el título". Aunque el entrenador serbo-sueco no esconde las dificultades: "El factor determinante era dónde jugábamos primero. Y ahí hemos tenido mala suerte. Debemos jugar primero en Zaragoza y resolver la eliminatoria en Alemania. Va a ser difícil, porque ellos juegan en un pabellón pequeño, que se llena de gente y que va a presionar para impulsar a su equipo hacia la final".

Kosovac conoce al Nordhorn. Porque a estas alturas ya nadie sorprende: "Es un rival muy duro, un equipo fuerte, que se encuentra con asiduidad entre los cinco mejores de la Liga alemana. Merecen todo nuestro respeto".

La vitola del CAI Aragón también es llamativa. Y el propio Nordhorn reconoce las medallas que avalan al conjunto aragonés. "Será una eliminatoria difícil y sin favoritos", dice el director deportivo del cuadro naranja, Óscar Mainer. Es verdad, incide también Mainer, que no ha sido el sorteo "redondo". Pero la formación cuenta con "buen ánimo" para repetir la línea que viene mostrando en los últimos compromisos.

Al CAI Aragón le cautiva Europa. No hay más que admirar su formidable trayectoria del año pasado cuando, de novato, se plantaba en la final de la Copa. Persigue ahora el mismo reto. Sabe que ha perdido el factor sorpresa, que es un rival vigilado, al que se respeta y teme. Enfrente va a tener a otro serio aspirante al título. Es el escaparate de lo que queda a estas alturas.

Etiquetas