Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Vuelve Lafita

El delantero zaragocista se olvida de sus molestias físicas y apunta a un regreso en Vigo.

Ángel Lafita pide la vez.
Vuelve Lafita
TONI GALáN/A PHOTO AGENCY

Vuelve, Lafita. Vuelve Lafita. Entre el modo imperativo tan propio del ruego o el deseo, y el indicativo, ese que nos anuncia sin más (ni menos) que Lafita volverá al prado el sábado. Balaídos y el Real Celta de Vigo presenciarán el regreso de uno de los hombres que deben alumbrar el camino del Real Zaragoza en el curso que ahora nace.

Una brillante trayectoria en las categorías inferiores del Real Zaragoza y una superficial presencia en el primer equipo prologaron su explosión en el Deportivo de La Coruña. Miguel Ángel Lotina le concedió las oportunidades que le negó Víctor Fernández. En Riazor, Angelito creció y se hizo un hombre. El chaval que simplemente la tocaba en el Zaragoza daba amplitud, profundidad y sentido al fútbol del 'Dépor'. De promesa pasó a referencia nacional. Incluso se especuló con la llamada de Vicente del Bosque. El verano pasado se reunió con su familia y con su equipo en su ciudad, en Zaragoza. Hubo contenciosos con su anterior club. Más líos y lesiones que fútbol.

El extenso preámbulo anterior procede para ubicar de nuevo a Lafita, a su rodilla lastimada y al aporte que se le supone y que necesita un Zaragoza sensiblemente debilitado en su línea delantera. Ayer, apenas unos días antes de su regreso, auditó la situación el ángel más esperado por José Aurelio Gay. "Después de tanto tiempo parado, me encuentro bien. Ha costado llegar hasta aquí. Quiero dejar las molestias atrás", se arrancó Lafita, visiblemente risueño.

Su comparecencia en Balaídos reúne todos los elementos de una reivindicación. Si restaba alguna duda, el protagonista la resolvió de inmediato. "Cuando la rodilla esté bien, demostraré el fútbol que hice en La Coruña, y lo haré en mi tierra. Tengo muchas ganas de demostrar lo que hice en La Coruña", reiteró Ángel Lafita.

Paso a paso

Respecto a la recuperación de la lesión que ha sufrido en la rodilla, Ángel Lafita subrayó la trascendencia de ir paso a paso. Ese es el mejor camino de llegar hasta Vigo y comenzar a crecer como futbolista en el Real Zaragoza. "No quiero tirar nada a la basura. Afortunadamente, no me he resentido de nada. Espero ir a Vigo. El entrenador decidirá. Yo me encuentro capaz para jugar minutos. El sábado se verá un ensayo general. Necesito un partido de competición. Además, ante un rival fuerte", apuntó Lafita.

La metaforfosis que ha sufrido el bloque, con la pérdida de los mayores activos ofensivos (Chupete Suazo y Adrián Colunga), concede más relevancia si cabe a la línea de medias puntas. Lafita, en cierto modo, demandó la alineación en su posición real. "Marcelino me puso arriba el año pasado. Me encontré desubicado. Lo del año pasado no puede volver a pasar. Quiero jugar allí para demostrar en Zaragoza que tengo muchas ganas de hacer un año completo. Tenemos equipo para algo más que la permanencia. Tenemos equipo para situarnos en la media tabla, para sufrir mucho menos que el año pasado", anunció Lafita.

Su reflexión final apeló a las necesidades que en este momento mueven su ánimo: encontrarse en condiciones en Vigo, presentar sus credenciales ante Gay y repetir una tarde de gloria en Riazor en el estreno liguero. "Hemos ido con cautela. Tengo muchas ganas de hacer un gran año. La intención es esa. Mi objetivo a corto plazo es ponérselo difícil al entrenador para el primer partido de Liga. Reconozco que Riazor me motiva. Guardo muy buenos recuerdos de allí. Es importante coger la forma rápido. El año pasado me precipité un tanto y volví a caer. Tengo una ilusión enorme por hacer un año completo en Zaragoza", concluyó Ángel Lafita.

Etiquetas