Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÚTBOL SALA

Vuelta a Santiago

El Sala 10 disputa mañana un partido vital ante el Xacobeo Lobelle, club ante el que celebró su último éxito sonado en el sala español de elite.

Justo Cáceres, junto a parte del elenco que reunió el DKV Seguros en 2003.
Vuelta a Santiago
JOSé MIGUEL MARCO

Mañana juega el Sala 10 en Santiago, vigente líder de la División de Honor. Santiago, el pabellón 'Fontes do Sar', el Lobelle, ahora apadrinado también institucionalmente por la firma Xacobeo? Todos esos registros guardan relación íntima con el club aragonés, que en la ciudad compostelana firmó una de sus últimos (quizás la último) episodios épicos de su trayectoria vital.

Corría marzo de 2003. Santiago de Compostela organizó la Copa de España. Acudió el Sala 10, entonces con el nombre comercial de DKV Seguros, con una plantilla fantástica: Silva, Claudinho, Santi, Alexandre, Justo Cáceres, Nano Modrego, Raúl Izquierdo, Marcos Latorre? Según un sorteo informático dirigido, el conjunto de Santiago eligió al DKV como rival de cuartos. Les salió rana a los gallegos, que se toparon con un DKV soberbio (2-4). Un Silva estelar al cuidado del portal; el último gran partido de Santi, dueño de la pista; fantásticos Alexandre y Justo Cáceres, autores de dos goles para retener en la memoria; y determinante Nano Modrego, el único jugador aragonés que estará censado en el acta de mañana junto a Arturo Santamaría.

Solo Alemao queda en la nómina de jugadores del Lobelle que cayó en cuartos de final. Su técnico, Paco Presas, fue sentenciado esa misma noche. Venancio llegó después a Santiago para transformar radicalmente la filosofía del club. Tomás de Dios continuó la sensacional obra de Venancio. A fecha de hoy son los líderes de la División de Honor. Cierto es que ni El Pozo, ni Interviú, ni mucho menos Cartagena son los de la Copa del 2003. Solo el Barça y Lobelle Santiago han crecido desde ese tiempo a esta parte. El resto ha sufrido una regresión brutal.

El DKV Seguros cayó en semifinales ante el entonces invencible Interviú. Nano Modrego tuvo el partido en sus manos, pero Luis Amado evitó el golpe. Adiós digno. El abajo firmante abandonó Santiago junto al inolvidable Chus San Miguel (gran tipo y el mejor veedor del fútbol sala en Aragón) en un tren hotel Santiago-Madrid que llegó a Atocha a las 7.30 del 10 de marzo de 2003. Todavía conservo el billete en casa... El día siguiente, en ese mismo lugar, a esa misma hora, pasó a la historia como el 11-M.

Después, se fue Chavi. Y pasó Carlos Sánchez. Y luego, Menezes. Y ahora, Santi. Y se bajó a Plata. Y se volvió a subir. El tiempo pasa y no regresa. La abrupta crisis del fútbol sala y el formidable apoyo institucional que disfruta el Sala 10 han construido una situación muy favorable para que ahora se aproxime a la gloria. Tiene mucho mérito el liderato del Xacobeo Lobelle, pero el hecho de que lidere la tabla denota también el valor de la tabla. Hay que intentar sumar en Santiago para asegurar una plaza en la Copa de España, que este año se disputa en Segovia. Vuelta a Santiago de Compostela para retomar el hilo que allí quedó suelto.

Etiquetas