Voleibol

El CV Teruel pasa página y peleará en una cancha complicada para mantener el liderato

Se enfrenta al Textil Santanderina tras dos derrotas y en el partido número 100 de su entrenador, Miguel Rivera

Rivera alecciona a los jugadores en un reciente partido celebrado en Los Planos.
Jorge Escudero

El CV Teruel, líder de la tabla de la Superliga, quiere pasar página tras las dos derrotas consecutivas sufridas y salir este sábado a las 18.00 a la cancha listo para vencer a domicilio al Textil Santanderina, en séptima posición. No será fácil derribar al equipo de Cabezón de la Sal, aguerrido, correoso, peleón, ambicioso y conocido por saber convertir el pabellón municipal Matilde de la Torre en un fortín poco menos que inexpugnable.

Este jueves, horas antes de viajar con la plantilla hacia Cantabria, el entrenador naranja, Miguel Rivera, ha dicho que “agua pasada no mueve molino”. El preparador turolense anunciaba así que va a mirar hacia delante y a olvidar que no pudo conseguir su sexta Copa del Rey en Melilla y que cayó, a la semana siguiente, ante el Ushuaïa Ibiza Voley en la pista turolense de Los Planos.

Junto a Rivera estuvo el presidente del CV Teruel, Carlos Ranera, quien calificó de “tropiezo” lo ocurrido en Melilla y en Los Planos y subrayó que “solo ha sido una caída de la que nos tenemos que levantar cuanto antes”.

Con el debido respeto al rival y sabiendo que jugará en una pista complicada en la que la afición aprieta, el CV Teruel quiere conseguir tres puntos que le ayuden a lograr su objetivo, que no es otro que acabar la Superliga y llegar a los ‘playoffs’ como líder de la temporada, algo para lo que solo faltan cinco partidos por disputar tras el de este fin de semana.

La escuadra naranja ha trabajado en los últimos días para limar algunos aspectos de su juego que pudieron no estar acertados en los encuentros anteriores, pero Rivera asegura que, por lo demás, entrenador y vestuario están “como siempre” salvando el dolor que les ha producido perder la Copa del Rey. No está claro que a la cancha del Textil Santanderina salte el colocador titular Pedro Rangel. El mexicano forzó la recuperación de su lesión de tobillo para llegar a la Copa del Rey y ahora se resiente. Rivera prescindió de él en el partido del pasado sábado frente al Ushuaïa Ibiza.

Con Rangel o sin él, el CV Teruel tendrá que hacer frente a un equipo con muy buena línea de recepción que sabe aprovechar sus oportunidades, está mentalizado para sufrir y se equivoca poco, características que los santanderinos han convertido en su fortaleza.

El de este sábado no será un choque más para Rivera. El técnico turolense cumplirá su partido número 100 al frente del equipo naranja y aunque esto en nada afectará a la técnica de juego que imprimirá a su plantilla, ayer reconoció que siente por ello “una satisfacción especial”. El preparador agradeció al Club “la oportunidad” que le ha dado y el haber sido “paciente” en las situaciones menos fáciles.

Entre los momentos vividos a lo largo de estos 99 partidos, Rivera se queda con la primera Supercopa hace dos temporadas y con el triplete del curso pasado. Como no le gusta mirar a largo plazo, afirma que su objetivo no es otro que llegar a disputar su encuentro número 101 y que su ilusión es permanecer “mucho tiempo” en el CV Teruel. “Me encanta el club y la ciudad de Teruel, donde me recibieron hace casi tres años con los brazos abiertos”, dijo este madrileño.

Como regalo por su centenario partido, Ranera expresó públicamente su total confianza en Rivera al frente del CV Teruel. “Estamos a mitad de un proyecto y queremos que Miguel lo lidere hasta el final”, dijo. “La propuesta del club para que continúe con nosotros es unánime, porque Miguel ha dado a Teruel todo lo mejor y su compromiso y lealtad es manifiesta con el club. Él es una garantía de trabajo bien hecho”, destacó.

Etiquetas
Comentarios