Despliega el menú
Voleibol

El CV Teruel sigue vivo en la competición europea

El equipo de Rivera derrotó al Lindeman Aalst en el set de oro y se medirá al francés Chaumont VB en segunda ronda.

El opuesto Strzezek remata ante el triple bloqueo del CV Teruel en el partido de ayer en Aalst.
El opuesto Strzezek remata ante el triple bloqueo del CV Teruel en el partido de ayer en Aalst.
CEV

El CV Teruel logró pasar ayer a la siguiente ronda de la Champions League, la máxima competición europea, en el último momento, al vencer a domicilio al Lindemans Aalst en el set de oro, con el que logró el desempate a su favor tras haber acudido a la cancha belga con una renta de tres puntos conseguida en el pabellón turolense Los Planos una semana antes. El público, que llenaba las gradas del Sportcentrum Schotte, debió alucinar con el CV Teruel, que perdió los tres primeros sets por 34-32, 25-21 y 25-21, para arrollar después al rival en apenas unos minutos dejando el marcador a 7-15. La victoria le permite pasar a la segunda –hay tres– ronda eliminatoria previa a la fase de grupos, donde se encontrará con el Chaumont VB francés. Será en Teruel el 23 de octubre.

Si bien al inicio del primer set los jugadores de Miguel Rivera lograron mantenerse por delante de los belgas en el marcador, consiguiendo una ventaja de hasta cinco puntos, no fue en este parcial donde la escuadra naranja mostró su mejor juego. A partir de un 15-19 en la pantalla, el rival empezó a recortar distancia iniciándose un larguísimo intercambio de puntos que prolongó el set durante 45 minutos hasta pararse el luminoso en un 34-32 a favor de los belgas. Y es que ambos equipos peleaban con todas sus fuerzas cada tanto sin lograr despegarse del contrincante.

El segundo set tuvo un protagonista, el belga Patryk Strzezek, que con sus fulminantes remates hizo daño a un CV Teruel que seguía sin jugar con la claridad de otros partidos y al que dejó casi sin opciones permitiendo que el Lindemans Aalst arrebatara la manga a los naranjas con un 25-21.

Remontada

La buena racha del rival hizo mella en los turolenses, que salieron a la pista en el tercer set muy desenchufados y con el estrés, por el mal momento que atravesaban, dibujado en su rostro. Sin embargo, a partir de un crítico 15-9, la escuadra naranja empezó a recortar distancias mejorando el saque y la recepción hasta empatar con su rival en un 17-17. Con la grada en pie, la victoria cayó del lado de los belgas, pero el CV Teruel había empezado la remontada.

Fue en el cuarto y último parcial, el del desempate, cuando salió a escena la apisonadora naranja arrasando con su juego a un Lindemans Aalst que apenas tenía tiempo de reaccionar. Resultó fundamental la acción del colocador Pedro Rangel y los remates del opuesto Andrés Villena, ambos mostrando, con el resto del equipo, un juego perfecto desde el primer momento. Ante esta situación, el Lindemans paró el partido, primero con un tiempo muerto y después encarándose al rival, lo que le hizo conseguir una tarjeta roja. El CV Teruel, al que en nada beneficiaba tal parón, supo reanudar sin embargo la pelea en el set de oro a un altísimo nivel, partiendo con un 4-10 y firmando el pase de ronda con un 7-15 tras dejar sin opciones a los belgas.

Etiquetas
Comentarios