Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÚTBOL

Visita al 'matagigantes'

El Real Madrid se juega el liderato contra un Hércules que ya ha ganado al Sevilla y al Barça.

Pepe y Cristiano Ronaldo charlan durante en entrenamiento de ayer del Real Madrid.
Visita al 'matagigantes'
JUANJO MARTíN/EFE

El Real Madrid, líder de la Liga, visita hoy el estadio Rico Pérez para someterse a la prueba del 'matagigantes' contra un Hércules que en su regreso a la máxima categoría del fútbol español ya ha vencido a Barcelona y Sevilla. Los alicantinos intentarán acabar con la condición de invicto del equipo madridista, que llega a su estadio después de haber anotado la friolera de dieciséis tantos en sus tres últimos compromisos ligueros.

El técnico herculano, Esteban Vigo, confía en que su equipo sea capaz de repetir actuaciones como la que le llevó a ganar en el Camp Nou y, para ello, es probable que disponga un sistema táctico parecido al que utilizó entonces, cuando reforzó la medular situando un 'trivote' en el centro del campo. Para afrontar el choque ante el Real Madrid, los alicantinos contarán con la importante novedad del delantero francés David Trezeguet, quien regresará al once inicial después de cumplir dos partidos de sanción tras su expulsión frente al Villarreal.

El ex de la Juventus y el delantero paraguayo Valdez volverán a ser los dos principales referentes ofensivos del conjunto herculano y el principal peligro ante la portería de Iker Casillas, pues entre ambos han anotado los ocho goles de su equipo. Sin embargo, el Hércules contará con dos ausencias sensibles. Es baja por lesión el central Abraham Paz -había disputado todos los minutos- y su puesto será cubierto por Sergio Rodríguez. Pero, sin duda, la baja más sensible será la del centrocampista holandés Royston Drenthe, quien no puede jugar ante el Real Madrid por contrato. Cedido por el conjunto blanco, que paga parte de su ficha, la entidad alicantina tendría que pagar dos millones de euros para poder contar con el extremo izquierda.

Además, en las filas herculanas el partido llega salpicado por la anécdota de ayer, cuando la plantilla no pudo entrenarse debido a la falta de agua tanto en el estadio, por una avería ya subsanada, como en el campo de entrenamiento de Fontcalent.

En el Real Madrid la dinámica positiva del mes de octubre, en el que ha enlazado una goleada tras otra, no se ha visto frenada por el estreno en Copa del Rey. El empate sin goles ante un Segunda B como el Real Murcia, con minutos para los menos habituales, no dejó descontento a José Mourinho, que elogió la actitud mostrada por la mayoría de sus jugadores.

Mourinho no pone cruces

El técnico portugués no ha puesto cruces a ninguno de los jugadores titulares en Copa. Ni siquiera al francés Karim Benzema, del que reconoce que está en un momento muy bajo y que necesita goles para ganar confianza. "Reconozco que no está jugando bien, pero tampoco está muerto", dijo Mourinho, que vuelve a convocar al jugador para el partido del Rico Pérez. Sin embargo, le volverá a mandar al banquillo tras desperdiciar la oportunidad de reivindicarse en el torneo copero.

Saltará al campo el Real Madrid su equipo de gala. La recuperación de Sergio Ramos de sus problemas de rodilla -ya jugó en Murcia entre semana- permite a Mourinho alinear de inicio el once que desde el inicio de la temporada se ha consagrado como titular. Tres victorias seguidas le han impulsado al liderato de la clasificación y le han convertido en el equipo más goleador y menos goleado. Y la fuerza psicológica del grupo la trabaja Mourinho con mensajes directos. "El partido ante el Hércules es más importante que el de Milán", aseguró el técnico.

Jugarán con más descanso que el resto futbolistas como Marcelo, Carvalho, Xabi Alonso y Özil, a los que Mourinho concedió tres días de vacaciones esta semana. El conjunto madridista regresa al estadio del Hércules catorce años después, e intentará mantener la estadística que señala que nunca en su historia perdió un partido de Liga en el Rico Pérez. De las 19 visitas, ha ganado 15 y ha empatado en cuatro ocasiones.

Etiquetas