Despliega el menú
Deportes

DOS HERMANOS

Un verdadero España-Suiza

Dos hermanos. Gertrud, 94 años, suiza. José Luis, 74, zaragozano. Ayer, vieron juntos el partido. Y lamentaron la suerte de la Roja.

Los hermanos Gertrud y José Luis ven el partido.
Un verdadero España-Suiza
JOSÉ MIGUEL MARCO

No es momento de revancha, porque Suiza y España son mucho más que competidores deportivos. Para empezar, son los dos países más altos de Europa. Un suizo, Hans Gamper, fundó el Barça. Y una gallega, Dolores Bolay, ha sido la primera extranjera en presidir un parlamento helvético. Y aún existen más lazos con Aragón. En el Cantón Basilea, existe una población que se llama Kaiseraugst. Dos suizos, Herzog y Meuron, son los encargados de construir el Espacio Goya. Y la comunidad y el país tienen incluso la misma extensión, unos 41.000 km2.

¿Pocas coincidencias? Pues hay una más. Que se lo pregunten a Gertrud Haering. No fiarse del nombre, porque ella se define como "más baturra que ninguno". Y con razón. Gertrud es de Samedan, cerca de St. Moritz, y tiene 94 años. Pero sus padres se trasladaron a España cuando ella era muy pequeña y su hermano nació ya en Zaragoza. ¿Su nombre? José Luis.

En la tarde de ayer, los dos hermanos -tienen uno más, también natural de Suiza, pero que no pudo unírseles por problemas de salud- se reunieron en casa de ella para ver el partido. Una suiza, un español y una pantalla de televisión. Y muchos nervios. "Por mí, que gane España, y Suiza se quede segunda de grupo", decía José Luis, recién acabada la primera mitad.

Empezó el segundo tiempo, y los ánimos estaban al rojo vivo. Aún eran optimistas. "Se está mascando el gol", apuntó él. Y se refería a España. "Pues este que lleva tanta fama no está haciendo nada", comentaba ella, refiriéndose a Villa. "Y estos de Suiza -contestaba su hermano-, que tienen un entrenador alemán y no juega ninguno en el país?". Sin embargo, ambos sufrían cuando España no acertaba en el tiro. "¡Uy!", gritó una vez José Luis. "No me hagas sufrir, que hago muchos nervios", le pidió Gertrud, confesa admiradora del Real Zaragoza.

Su gozo en un pozo. Llegó el gol de Suiza, y se desinflaron sus esperanzas. "¡Buf! Como perdamos, me empezarán a llamar amigos? ¡Como si yo tuviera la culpa!", se anticipó José Luis, que vestía una camiseta en apoyo a ambos equipos: con la cruz blanca por delante y totalmente roja por detrás. Mientras tanto, su hermana no quitaba ojo a la pantalla. "¡Venga, hacia arriba!", gritaba a los jugadores españoles.

Y es que a estos hermanos siempre les gustó el deporte. Y no han dejado de visitar Suiza. "Con estos datos, ya podrás adivinar que soy esquiador", contó José Luis, que incluso llegó a ser portada de un diario deportivo tras ganar un Campeonato de España de Esquí de Fondo. "Creo que me sacaron porque llegué a la meta sin fuelle, casi como un autómata", dijo.

El árbitro pitó el final del encuentro y llegaba el momento de la conclusión final. "Bueno, ahora, a ganar los otros dos", apuntó, algo decepcionado, José Luis. "Yo los veré en la tele", anunció Gertrud, muy puesta en el Mundial. "Aunque ganó, no me gustó Brasil", le comentó su hermano. "Kaká, pero si acento", le apoyó ella, demostrando que el verdadero España-Suiza se jugaba en su salón. Y que podrían ser fichados como comentaristas sin ningún problema.

Etiquetas