Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

PATINAJE

Un 'pirata' con un futuro brillante

Javier Fernández completó un buen ejercicio de la mano de Jack Sparrow y acabó decimocuarto en la final de patinaje artístico

Hay 'pirata' para rato. Javier Fernández se perfila como un patinador de éxito que puede dar grandes y desconocidas alegrías al deporte español en un futuro próximo. En los Juegos de Vancouver dio un pasito más para acercarse a los mejores. Con una prometedora actuación en sus primera cita olímpica, el joven de 18 años acabó decimocuarto en la final de patinaje artístico tras encarnar el bucanero cinematográfico Jack Sparrow. Con un ejercicio arriesgado en el que sólo cometió un fallo, el madrileño se ganó el respeto del público y el reconocimiento de los jueces.

 

"Estaba un poco asustado al principio del programa y muy nervioso. Pero creo que lo hice bastante bien", reconoció el deportista al terminar la prueba. El español repitió el ejercicio que le había aupado al octavo puesto en los pasados Europeos y que le valió escalar dos posiciones respecto al programa corto clasificatorio. Su actuación comenzó con un cuádruple Toeloop, uno de los saltos más complejos del circuito, en un claro ejemplo de que Javier venía a arriesgar y a demostrar su valía. Las piruetas y acrobacias al ritmo de la música solo fueron empañadas por un error al caer tras un triple 'Flip'. Nada importante para un joven que llegó a Canadá con la idea de aprender y coger experiencia para su verdadero objetivo: los Juegos de Sochi (Rusia) de 2014.

 

La medalla de oro fue para el estadounidense Evan Lysacek. Un triunfo que no convenció a todos. El campeón ruso, Evgeni Plushenko, arremetió contra el jurado y amenazó con poner fin a su carrera deportiva tras haber terminado segundo. "No estoy dispuesto a patinar bien y perder", declaró Plushenko a la agencia rusa RIA Novosti en Vancouver.

 

"Se trata de una prueba de patinaje artístico y no de baile", subrayó Plushenko, descontento de la puntuación obtenida por el jurado. El ruso, que defendía el título y que se presentaba como gran favorito en esta disciplina, tiene la intención de retirarse del circuito profesional. "Puede ser mi última competición", advirtió a cuatro años de la gran cita en su país. La esposa de Plushenko, Yana Rujovskaia, fue más allá al denunciar un "gran error del jurado" y pedir a las autoridades rusas que amparen al patinador.

Castellet, sin final

La caída de Queralt Castellet en los entrenamientos previos a la final de 'halfpipe', una especialidad de snowboard con múltiples giros y acrobacias, supone perder una de las escasas opciones de medalla de España en los Juegos. La joven de 20 años se golpeó la cabeza y llegó a perder momentáneamente el conocimiento, por lo que fue trasladada al Hospital General de Vancouver, donde se descartaron daños de gravedad aunque permanecerá 24 horas en observación por precaución. La abanderada del equipo español había completado un primer ejercicio espléndido con el que sumó la tercera mejor puntuación para la final.

Etiquetas