Despliega el menú
Deportes

SUDÁFRICA 2010

Un Mundial muy frío

Por la noche, la temperatura en ciudades como Johannesburgo o Bloemfontein desciende hasta los cero grados. Desde Argentina 78 no se jugaba en invierno.

Un Mundial muy frío
Un Mundial muy frío

En las mesas al aire libre del tradicional restaurante Moyo, en Johannesburgo, los clientes cenan cerca de estufas y enrollados en mantas para protegerse del frío, mientras que del vigilante del lugar sólo se ven los ojos: todo el resto de su cabeza está cubierto por una gorra y una bufanda.

El Mundial de fútbol de Sudáfrica, que comenzará el viernes, es el primero en disputarse en invierno desde Argentina 1978, y las bajas temperaturas sorprendieron a muchos de los equipos visitantes, acostumbrados en pensar en África como una región de clima tropical. De las nueve ciudades sudafricanas que recibirán partidos del Mundial, sólo tres -Durban, Ciudad del Cabo y Port Elizabeth- están a nivel del mar, donde las temperaturas no suelen caer demasiado.

En otras sedes, ubicadas a alturas entre 1.400 y 1.700 metros - como ocurre en Bloemfontein y Johannesburgo-, las temperaturas por las noches llegan cerca de cero o hasta alcanzan niveles negativos, lo que supone una caida brusca de alrededor de 20 grados Celsius cuando baja el sol. Hasta en Pretoria, donde esta semana el clima estuvo relativamente ameno, el frío molesta a algunos. El equipo de México, por ejemplo, optó por realizar solamente un turno diario de entrenamiento en lugar de dos, como había venido haciendo en la gira previa.

"(Es) por el frío, por eso (Javier) Aguirre (entrenador del Tri) prefiere un solo entrenamiento diario a la mañana, más largo de lo habitual", dijo el portavoz de la selección de México, Juan José Kochen.

El clima del final de otoño en Sudáfrica no genera reacciones negativas en las filas de la selección "albiceleste" dirigida por Diego Maradona.

Pero otros equipos adoptaron precauciones. La selección española, una de las grandes favoritas a conquistar el título en Sudáfrica, trató de preparar a sus jugadores para el clima invernal, y realizó la segunda fase de su preparación bajo frío y lluvia en la ciudad austriaca de Schruns, en condiciones muy distintas a las de la cálida primavera ibérica. Una medida parecida fue adoptada por Brasil, que inició la preparación en la ciudad meridional de Curitiba -una de las más templadas del país- y llegó temprano a Johannesburgo, para permitir la adaptación de sus futbolistas al clima local, donde el viento polar agudiza la sensación de frío.

Corrobora este ambiente gelido el seleccionador de Alemania, Joachim Löw: "Hace frío, se hace de noche muy temprano, y además está la altura. Habrá que acostumbrarse por unos días para que se pueda alcanzar rendimiento máximo", afirmó el entrenador.

En esa ciudad, que recibirá partidos de España y de Honduras, las temperaturas nocturnas en los próximos diez días caerán a hasta tres grados negativos. Toda una prueba para el combinado español.

Etiquetas