Despliega el menú
Deportes

FÚTBOL

Un muerto y nueve heridos en el atentado contra la selección de Togo

El conductor del autobús de la selección de Togo falleció tras el ataque del que han sido víctimas al entrar en territorio angoleño, escenario a partir del próximo domingo de la Copa África, y otras nueve personas han resultado heridas, según un oficial togolés.

"El conductor angoleño ha fallecido en el ataque", afirmó un portavoz del ministro de Deportes de Togo, que precisó que el ataque tuvo lugar en la región de Cabinda. Además, afirmó que los heridos son dos futbolistas y personal del combinado: médicos, administrativos y parte del cuerpo técnico.

El portavoz reconoció que algunos de los heridos tuvieron que ser evacuados para seguir un tratamiento, aunque no han sido facilitados ningún tipo de detalles ni la gravedad de las heridas de los futbolistas. Los jugadores heridos fueron Kodjovi Obilalé, portero del GSI Pontivy, de la cuarta división francesa, y Serge Akakpo, defensa del Vaslui FC rumano.

Mientras, el Manchester City, club en el que milita el togolés Emmanuel Adebayor, confirmó a través de su página web (www.mcfc.co.uk) que el delantero no sufre ningún daño, después de haber mantenido una conversación con Adebayor.

El club inglés quiso mostrar su apoyo a los afectados y enviarles su deseo de que se recuperen lo más pronto posible. El conjunto de Manchester afirmó que se encuentra en contacto con la Federación Inglesa de fútbol por si se conocen más detalles de la situación.

El autobús fue atacado a tiros durante 20 minutos poco después de entrar en el enclave angoleño de Cabinda, donde un grupo separatistas habían luchado en una guerra de tres décadas, dijo a Reuters un dirigente de Togo de alto rango.

"La respuesta de la escolta (policial) hizo que el daño fuera limitado y ahora hay nueve personas heridas hospitalizadas", destacó el dirigente Winny Dogbatse.

El grupo separatista Frente para la Liberación del Enclave de Cabinda (FLEC) se adjudicó la responsabilidad del ataque, que se dio dos días antes del inicio de la Copa de frica de Naciones, el evento futbolístico más importante del continente.

El local Angola esperaba que el torneo pudiera mostrar que el país se había recuperado de décadas de guerra civil. Un alto dirigente de la Federación Africana de Fútbol viajará el sábado a Cabinda para evaluar la situación, dijo un portavoz de la entidad. El torneo debe disputarse del 10 al 31 de enero.

"El conductor del bus murió en el ataque", dijo en Lome un portavoz del Ministerio de Deportes de Togo. El ministro angoleño Antonio Bento Bembe, a cargo de la provincia de Cabinda, calificó el ataque como un "acto de terrorismo" horas antes de que el FLEC se hiciera responsable. "FLEC no existe hace tiempo. El ataque proviene de ciertos individuos que quieren causarnos problemas", destacó.

Etiquetas