Despliega el menú
Deportes

MANN FILTER

Un cambio de imagen

Hace una semana, el club Basket Zaragoza, reconocido en la elite nacional del baloncesto femenino como Mann Filter, supo que podrá celebrar su décimo aniversario en lo más alto de la competición. La Federación Española informaba a la entidad aragonesa que recuperaba la plaza que había perdido deportivamente el pasado abril al quedar penúltima en la Liga Regular. El San José de León, cuarto al finalizar el campeonato, se veía obligado a renunciar a su puesto debido a graves problemas económicos. El jueves pasado empezaba la cuenta atrás para el nuevo Mann Filter que preside Fernando Fabra. La necesidad de sentar las bases de un renovado proyecto deportivo, que seguirá luciendo el nombre de Mann Filter, apremiaban a un dirigente que no quería que se repitieran errores del pasado. La primera decisión del gestor ha sido abrir las puertas a "savia joven, conocedora del mundo del baloncesto, que domina el mercado y que propiciará una seriedad al ilusionante reto". Antonio Manero (director general), Chema Morales (tesorero y secretario general) y Sergio Alvarado (vocal) son los rostros que se unen a una junta directiva que se completa con Enrique Fernández (vicepresidente) y José Antonio González (relación con los medios de comunicación). El Mann Filter de la campaña 2009/2010, vivo gracias a las ayudas del Gobierno de Aragón, Ayuntamiento, su principal mecenas, y el valiosísimo apoyo de la Territorial de baloncesto, va tomando cuerpo. Con un presupuesto (no cerrado) de 600.000 euros, los nuevos hombres de Fabra trabajan a contrarreloj para dar forma a proyecto sólido y atractivo, capaz de ilusionar a una afición que la próxima temporada volverá a disfrutar en el pabellón Siglo XXI del mejor básket femenino. Estas son sus premisas:

1Un proyecto a medio plazo. "Estamos aquí para sentar unas directrices y unas pautas de un futuro a medio plazo. No estamos para intentar aguantar un año más, sino plantear una estructura sólida y fuerte de un proyecto que nos llena de ilusión y del que nos sentimos muy orgullosos", apuntaba ayer el director general, Antonio Manero, en la puesta de largo de la familia del Mann Filter. "Lo que queremos es generar una savia nueva. El año pasado había una escasez de medios, y aquí estamos para aportar todo lo que podemos: el mejor asesoramiento posible, desde el conocimiento a la gestión de un club, porque todos hemos sido jugadores de baloncesto. Esto va a ser una gran familia en la que todos aportemos nuestro granito de arena para el bien del club", añadía.

2Formar una plantilla competitiva. "Queremos jugadoras que mantengan una relación estrecha y ligada al club, pero para un proyecto a medio plazo. No queremos estrellas de un solo año. Vamos a componer una plantilla competitiva para estar en lo más alto posible en el mínimo tiempo", resaltaba Manero. Toda la plantilla de la pasada temporada finalizó contrato por lo que actualmente hay que confeccionar una nueva, aunque se va a intentar que algunas jugadoras de casa como Cristina Oubiña, Estela Royo y Paula Palomares continúen.

3Contar con un entrenador profesional. Todavía no se ha definido el nombre del entrenador, aunque actualmente el candidato con más opciones parece Víctor Lapeña, que cuenta con experiencia en la Liga EBA y en la Liga Femenina, y ha ejercido de ayudante de Evaristo Pérez, seleccionador femenino absoluto en los Juegos Olímpicos de Pekín. "No hay nada cerrado. Vamos a intentar que sea profesional, que se dedique única y exclusivamente al equipo. Apremia tenerlo porque es en el que se basa el proyecto deportivo, pero tenemos tiempo para ir cerrando las gestiones oportunas", aseguraba ayer Manero.

4Los máximos retos deportivos, con Europa en el horizonte. La nueva directiva del Mann Filter se presenta ambiciosa en sus metas deportivas. "Cuando uno empieza la temporada con la máxima ilusión posible, estamos hablando de conseguir los máximos retos. Pero vamos a ser realistas, consecuentes y coherentes. Queremos hacer una plantilla competitiva, para no sufrir, dejando las puertas abiertas a aspiraciones ambiciosas en la zona alta", reconocía Manero. Al Mann Filter se le presenta la posibilidad de poder participar en competición europea (FIBA Cup) ya que tiene asignada la plaza de León (cuarto en la Liga). Un "aliciente" para las jugadoras, pero que "dependerá de conseguir financiación para el gasto extraordinario que supone", concluía Fernando Fabra.

Etiquetas