Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CICLISMO

Un año de castigo para Alberto Contador

La sanción fue comunicada ayer al ciclista y hoy podría hacerse oficial. Perdería el Tour.

Un año de sanción para Alberto Contador. Esa es la decisión de la Federación Española de Ciclismo sobre el positivo de 50 picogramos de clembuterol del corredor madrileño en el pasado Tour de Francia. La resolución, que seguramente no complacerá a ninguna de las partes, aún no es firme y fue comunicada por el organismo deportivo al corredor ayer miércoles.

El castigo supone que Contador sería desposeído de su tercer Tour (el triunfo final recaería en Andy Schleck) y que tampoco podrá disputar la edición de 2011, ya que la suspensión concluiría el 24 de agosto. A partir de ahora, el pinteño tiene diez días para presentar alegaciones o, en su caso, recurrir al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). Pero la batalla jurídica puede prolongarse y enredarse aún más si la Unión Ciclista Internacional (UCI) o la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) no están conformes con la resolución y deciden acudir al TAS.

Contador dio positivo en un control realizado en la segunda jornada de descanso de la pasada ronda gala. La noticia se conoció en septiembre, cuando el propio Contador decidió hacerlo público en una multitudinaria rueda de prensa. Él siempre se ha proclamado inocente y desde un principio achacó el clembuterol a un solomillo contaminado procedente de Irún que comió en la jornada de descanso del Tour. La pequeñísima cantidad fue detectada por el laboratorio de Colonia, el único del mundo capaz de hacerlo. Contador siempre ha mantenido que la escasa cantidad no puede mejorar los resultados.

En su defensa presentó hasta 13 informes de reputados expertos en dopaje para demostrar que el clembuterol llegó a su organismo de manera involuntaria. Sin embargo, el código de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) en su artículo 2.1 establece que el deportista es responsable «de todo lo que aparece en su cuerpo», y por tanto, «debe asegurarse de que ninguna sustancia prohibida se introduzca en su organismo».

Castigo intermedio

De esta forma la federación ha optado por un castigo intermedio entre la absolución o el máximo de dos años de suspensión. Puede interpretarse que el organismo deportivo reconoce no haber podido demostrar cómo llegó el clembuterol a la sangre del corredor, pero, en aplicación del código antidopaje, le considera responsable. Es la misma decisión que tomó el Comité Olímpico Italiano (CONI) con el ciclista Alessandro Colo. El corredor transalpino había dado positivo por 75 picogramos de clembuterol.

De confirmarse el año de suspensión Contador también se perdería la próxima Vuelta a España que comienza en Benidorm el 20 de agosto, cuatro días antes de que expire su sanción. Sin embargo, el madrileño podría tratar de que el castigo contase a partir de la fecha del control (21 de julio) y, por tanto, participar en la ronda española. Esto impediría que la temporada acabase en blanco.

Aun así, queda la duda de cuál será la respuesta de Contador. El corredor de Saxo Bank repitió en diversas entrevistas que en caso de ser sancionado pondría punto final a su carrera deportiva. Con la decisión de la federación, lejos de acabar, el 'caso Contador' entra en una nueva fase de recursos y alegaciones.

Etiquetas