Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÚTBOL INTERNACIONAL

Triste debut de Torres

El Liverpool se impuso al Chelsea en el estreno del delantero español con su nuevo club.

Torres pugna con Agger.
Triste debut de Torres
EFE

Fue titular en su debut con el Chelsea, pero después de tantísima expectación, Fernando Torres tuvo un estreno muy discreto, decepcionante con la camiseta de los 'bleus' frente a su ex equipo.

El triste Chelsea decepcionó en Stamford Bridge ante el Liverpool y al 'Niño' se le presentaron pocas oportunidades para marcar algún gol a los 'reds'. Él fue quien tuvo la primera ocasión al minuto y medio de partido, pero le falló la puntería y lanzó demasiado alto desde la media luna. Posiblemente le pudo la presión y mandó la pelota a las nubes. Ancelotti no dudó y puso a Torres de inicio, compartiendo delantera con Didier Drogba y Nicolás Anelka, un tridente de reconocido prestigio y valorado en varios millones de libras esterlinas,

Liverpool dio el golpe en Stamford Bridge, con un gol de Meireles poco después de que el 'Niño' abandonase cabizbajo el terreno de juego.

El delantero madrileño solo jugó 65 minutos, y apenas tocó 15 balones. Con Anelka en la banda derecha muy perdido, y Drogba por la izquierda, Torres mostró movilidad por el centro del ataque, pero ante la falta de juego y profundidad del Chelsea, el 'Niño' se diluyó sin remedio contra un Liverpool que controló a los locales, hizo que el campeón del mundo pasase casi desapercibido, y se llevó una inesperada victoria en un partido que era crucial para las aspiraciones del Chelsea.

Aunque Torres está convencido de haber dado «el gran salto» de su carrera, tras su primer partido nada parece haber cambiado para él. Incluso tuvo la mala suerte de que solo tres minutos después de ser sustituido, el Chelsea encajó el gol de la dolorosa derrota que aleja a los 'bleus' de la conquista de la 'Premier'.

El Chelsea tiene puestas muchas esperanzas en el '9' de los 58 millones de euros, en el futbolista español más caro de la historia, pero al igual que le ocurría últimamente con los 'reds', el 'Niño' estuvo demasiado gris, tirando a negro. Más por culpa del Chelsea, que no tiene ideas en el centro del campo, aunque el 'Niño' tampoco supo definir cuando se le presentó la oportunidad.

Se le ha fichado para marcar goles, pero estuvo prácticamente desaparecido, como toda la ofensiva del equipo de Carlo Ancelotti, que vio como se reducen sus opciones de ganar el título de la Premier League.

Prometió que si marcaba no lo celebraría, por respeto al Liverpool en el que ha pasado tres temporadas y media, pero no hubo caso. La solución no está en alinear a más delanteros. El tridente Anelka-Drogba-Torres estuvo nulo, y el Liverpool pudo adelantarse en el primer tiempo. Lo impidió el larguero en el minuto 32, tras un remate de Maxi Rodríguez, y tras el 0-1 también el portero Cech, al rechazar un disparo de Fabio Aurelio en el 80'.

En esa recta final, tras haber sido sustituido por Salomon Kalou, Torres presenciaba sentado en el banquillo con mucha seriedad, y aburrido, los últimos minutos de un choque insípido. La euforia de los aficionados 'bleus' por romper el mercado con Torres y haber arrebatado al Liverpool a un ídolo se apagó muy pronto. En puridad, el Liverpool fue muy superior al Chelsea en todos los sentidos. Los seguidores del Liverpool que queman sus camisetas y amenazan al 'Niño', lo que ha obligado al Chelsea a reforzar la seguridad sobre el madrileño, poco tienen que temer si el Chelsea continúa en esta línea y el equipo no reacciona. La afición 'red' se siente traicionada, pero ahora es el Liverpool el que triunfa sin Torres y el Chelsea el que fracasa con él. Sin embargo, se confía en que solo haya sido un accidente y que el héroe de la Eurocopa de España remonte de nuevo el vuelo y responda al excesivo dinero pagado por él. Sin embargo, amenazado por las sombras de Drogba y Anelka, lo tiene complicado con este Chelsea reñido con el fútbol y muy confundido en ataque.

Etiquetas