Despliega el menú
Deportes

CAI BM ARAGÓN

Toño Cartón: "Ahora es el momento de apretar los dientes"

El extremo zurdo del CAI Aragón abandera la esperanza para el partido de vuelta en Nordhorn de las semifinales de la Copa EHF.

PREGUNTA.- El cálido ambiente en torno al CAI Aragón se ha enfriado un tanto en los últimos días.

RESPUESTA.- Todos salimos decepcionados del partido y del resultado que obtuvimos ante el Nordhorn. Solo se venció por un gol, que no es nada en un partido de ida europeo. Con el paso de los días, yo creo que el ambiente ha mejorado. Nadie dice que no vaya a ser complicado, pero todos sabemos que jugando a nuestro nivel, tenemos posibilidades de pasar a la final.

P.- ¿Se han regalado 60 minutos?

R.- Está claro que en una eliminatoria a 120 minutos, los 60 minutos de casa hay que exprimirlos, y nosotros no lo hicimos. El resultado fue muy favorable para sus intereses.

P.- Se perdieron balones en cantidades industriales, Glandorf campó a sus anchas sin que nadie planteara una defensa mixta, en ningún momento se gobernó el ritmo del partido...

R.- De los errores hay que sacar conclusiones para no volver a repetirlos. Cuando acaba un partido, siempre me pregunto qué he hecho mal, en qué puedo mejorar. Yo creo que todos sabemos que podemos jugar mucho mejor de lo que hicimos. Hubo demasiada precipitación en el partido de ida. Por ejemplo, hicimos mal las salidas de contragolpe, en las que perdimos muchos balones que ellos rentabilizaron en sus contras. También le pegamos ocho veces a los palos, que son muchos palos.

P.- Quizá esa sea la mayor esperanza: jugando fatal, sigue habiendo opciones.

R.- Estoy totalmente de acuerdo. Yo creo que nuestro margen de mejora para el partido de vuelta es mucho mayor que el del Nordhorn. Otra cosa serán otros factores que intervienen en un resultado.

P.- ¿Se refiere al público y a los árbitros?

R.- Sí. Sabemos lo que nos vamos a encontrar allí. Ellos se juegan el pase a la final en su ambiente, con el apoyo de su gente. Eso también es importante.

P.- El HSG Nordhorn parece buen equipo, pero tampoco un gran equipo.

R.- Es un equipo complidado. Hace muy pocas cosas mal. Juegan sencillo. Tienen un gran portero y un gran lanzador. Mueven bien, fijando en un lado y lanzado en el otro. Glandorf finta muy bien al punto débil. Si te cierras, pasa bien al pivote. Hay que valorar el potencial del Nordhorn.

P.- Además, usted cuenta con la merma de sus problemas en el brazo.

R.- Estoy jugando manco, con dolores, con problemas.

P.- El otro día, ante el Teka Cantabria, incluso marcó un gol con la mano derecha...

R.- Es curioso en un zurdo, pero desvela cómo estoy. Tengo miedo a romperme. El tríceps me molesta mucho, no hace otra cosa que avisarme cada vez que intento lanzar. Hasta el último entrenamiento antes del partido no voy a hacer nada con el brazo izquierdo. No puedo hacer casi nada: roscas y poco más. No puedo tirar fuerte. Cuando lo intento, el brazo me chilla, me advierte de que se puede romper.

P.- ¿Dónde cabe un extremo con miedo?

R.- En ninguna parte. Espero que el domingo me responda el brazo. Un extremo cobarde no va a ningún lado.

P.- Pero usted quiere jugar.

R.- Por supuesto. El domingo estaré ahí, intentando ganar al Nordhorn. Todos queremos jugar el partido. Sabemos que es el momento de apretar los dientes, de darlo todo para clasificarnos para la final.

P.- Se plantea un futuro con el CAI Aragón fuera de la final de la Copa EHF.

R.- Antes de jugar el partido de vuelta, no. Ahora, solo pienso en ganar al Nordhorn.

Etiquetas