Despliega el menú
Deportes

MOTOR

Teruel, un terreno exigente

Imagen de las verificaciones efectuadas ayer en Motorland
Teruel, un terreno exigente
JUAN AYMAMI/FOTORACING

El laureado piloto de KTM Repsol, Marc Coma, destacó ayer las exigencias del terreno de la provincia turolense durante la presentación de la XXVI Baja España-Aragón, que tuvo lugar en la Diputación Provincial de Teruel y en la que estuvo acompañado por el diputado delegado de Deportes, Joaquín Moreno; y el presidente de Octagon Esedos, empresa organizadora de la Baja junto a RACE y Promotor, Xavier Bartrolí.

"Correr en Teruel es para mí un gran orgullo. Aparte de que mecánica y físicamente es muy exigente, esta provincia es para los pilotos un sitio buenísimo para saber que tanto nuestra moto como nuestro cuerpo están en forma", señaló Coma. El piloto catalán, bicampeón del Rally Dakar y que se proclamó vencedor en la última edición de la Baja España-Aragón, no correrá este año por una lesión en la clavícula, pero sí seguirá la carrera desde dentro del equipo desarrollando funciones de 'team manager'.

Además, Coma se mostró optimista de cara a la prueba en la que competirán como pilotos de KTM Repsol Jordi Viladoms y Gerard Farrés, a los que consideró "serios candidatos a la victoria". Otras inscripciones de elite en la prueba son las de Nani Roma, Jean-Louis Schlesser, o Pierre Lartigue, "la flor y nata de esta especialidad a nivel mundial", añadió Bartrolí.

La vigésimo sexta edición de la Baja España-Aragón, que comenzó ayer con las verificaciones técnicas y administrativas en la Ciudad del Motor de Alcañiz, arranca hoy en Motorland y se prolongará hasta el próximo domingo. La provincia de Teruel será el escenario de la carrera en dos de las tres jornadas de rally, acogiendo esta tarde en Alcañiz la etapa prólogo, de 2,2 kilómetros, y en la Comarca del Bajo Martín, mañana sábado, el primero de los bucles de la carrera.

El segundo rally más prestigioso del mundo, después del Dakar, es un revulsivo para la Comunidad aragonesa y este año, especialmente, para la provincia de Teruel y su Ciudad del Motor, ya que esa prólogo es, según apuntó Bartrolí, "importantísima porque establece el orden de salida en la carrera". Después, los equipos se trasladarán al zaragozano pabellón del Príncipe Felipe para continuar con el rally el sábado en el Bajo Martín, donde los vehículos discurrirán por los términos de Albalate del Arzobispo, Híjar, Jatiel, Samper de Calanda, Vinaceite, Azaila, Castelnou y Urrea de Gaén. Tras esta etapa, característica por el desarrollo de los bucles de carrera más complejos y difíciles, los pilotos regresarán a Zaragoza para realizar otro bucle en el norte de la provincia.

La prueba de fuego de Motorland

El diputado de Deportes, Joaquín Moreno, afirmó que el prólogo de la Baja es "la prueba de fuego para Motorland". "La Baja España-Aragón es una prueba internacional con más de 105 participantes acompañados por un equipo humano formado por más de mil personas -dijo Moreno-, con lo cual es necesario poner en marcha una serie de infraestructuras que satisfagan las necesidades del evento y por ello, desde la Diputación Provincial de Teruel, pensamos que la Baja va a poner a la Ciudad del Motor en activo".

El hecho de que el rally arranque en Alcañiz va a suponer un impulso promocional para Motorland, ya que la prueba gozará de una privilegiada cobertura mediática y audiovisual con programas diarios a nivel autonómico en Aragón Televisión, a nivel nacional en Televisión Española, y a nivel internacional en Eurosport, entre otras cadenas.

Pese a los tiempos de crisis que corren, el éxito de convocatoria de la Baja es indiscutible. Se ha recogido más de un centenar de inscripciones, con 80 coches, 9 camiones y 76 motos, que competirán a lo largo de un recorrido de unos 1.250 kilómetros.

En definitiva, la carrera aragonesa, como sostuvo Marc Coma, "tiene muy pocas cosas que envidiarle al Dakar".

Etiquetas