Despliega el menú
Deportes

RAFA NADAL

"Es mi triunfo más emocionante"

El manacorense celebra el éxito pero ya tiene su mente centrada en Wimbledon

Corrió Nadal hacia la tribuna para dar la mano y un beso a la Reina y estrechar también la del secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, a quienes agradeció su presencia, antes de reconocer lo mucho que ha tenido que sufrir para reencontrarse a sí mismo y ganar su quinto Roland Garros. "Es el momento más emocionante de mi carrera", llegó a decir al público de la pista central el manacorense. "Es muchísimo más que un sueño volver a estar aquí después de un año realmente difícil", exclamó tras felicitar a Soderling "por su gran torneo".

"He sacado mi mejor tenis en el momento más importante. Durante toda la semana no podía contener los nervios, esa ansiedad que tenía, pero me he conseguido serenar bastante en el día más importante", declaró orgulloso el balear, para quien regresar al 'número uno' mundial "era lo último que contaba". "Lo más importante es que se han pasado momentos difíciles y que he estado muy bien, física y mentalmente". "Sin estar sano esto no sería posible", sentenció. Por ello destacó también el trabajo de su equipo, encabezado por su tío Toni, por haberle ayudado tanto en la dura recuperación.

Cuando se le insistió en que expresase lo que significa para él volver a ser considerado el mejor tenista del planeta, Nadal, fiel a sí mismo, se mostró humilde: "Aquí no hay ningún jefe. Eso simplemente es algo más". "Lo que sí es verdad es que estoy haciendo una gran temporada", admitió, recordando que antes de presentarse este año en París advirtió de que "llegaba preparado para ganar después de conquistar tres torneos previos". Sin tregua para los festejos, a Nadal ya le espera el torneo sobre hierba preparatorio para el tercer Grand Slam de la temporada: "Lo celebraré entrenando en Queen's, porque dentro de dos semanas llega Wimbledon".

Toni Nadal, entrenador y tío, comentó que las lágrimas de su sobrino nada más terminar la final son la "satisfacción" después de "un año difícil". Preguntado por la razón por la que Rafael Nadal lloró nada más derrotar a Soderling, Toni aseguró que "es la satisfacción después de un año difícil" porque "lees las cosas que ponen los periódicos, algunas veces y lees que si Rafael está acabado, si no volverá a estar arriba...".

"Un año después está aquí y creo que se lo merece por trabajo, por ilusión y por hacer las cosas bien", aseguró su tío y entrenador.

Subrayó, además, que el mallorquín jugó ayer mejor partido que su rival, el sueco Robin Soderling, porque "ha defendido muy bien pero también ha atacado en los momentos que tocaba con mucha decisión".

Soderling se rinde

El sueco Robin Soderling, que perdió ayer la final de Roland Garros contra un Rafael Nadal que cuajó un partido casi perfecto comentó que cuando el español juega a ese nivel, el rival necesita tener un día especialmente lúcido para poder llevarse la victoria. "Cuando juega así, realmente hay que tener un buen día para ganarle, lo que no ha sido mi caso", comentó el sueco tras caer derrotado por 6-4, 6-2 y 6-4 contra un jugador que no ha cedido ni un set en todo el torneo y que con su victoria en París recupera el número uno del tenis mundial.

El sueco indicó que "todo el mundo sabe qué esperar cuando juega contra Nadal", un tenista que es "tan bueno" porque "se mueve tan bien que lo devuelve absolutamente todo" y porque "puede pasar de la defensa al ataque muy rápido".

Soderling, verdugo de Nadal en Roland Garros en 2009 y único jugador que ha conseguido ganar al mallorquín en el Grand Slam de París, que con el de hoy sumó su quinto título, aseguró que su tenis no estuvo al nivel del año pasado.

"No he jugado contra él como el año pasado (cuando eliminó a Nadal en octavos de final). No he servido bien, no he golpeado a la bola igual de bien. Sumando todos estos factores te das cuenta de las razones de la derrota", dijo el escandinavo en rueda de prensa.

Soderling hizo un balance positivo de su quincena en París, donde llegó por segunda vez consecutiva a la final y aseguró que "siempre es más duro cuando pierdes un partido muy ajustado" que cuando el resultado es tan amplio como el que Nadal colocó ayer en el marcador.

Etiquetas