Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

ZARAGOZA 0-1 VALENCIA

Sin levantar cabeza

El Real Zaragoza volvió a mostrar su peor cara y cayó derrotado por 0-1 ante un Valencia que solo tuvo que exprimir los despistes defensivos aragoneses.

El mexicano Barrera, durante el encuentro
Real Zaragoza - Valencia_4
TONI GALÁN. APHOTO AGENCY

El Real Zaragoza agigantó el socavón producido en Pamplona y cosechó una derrota por la mínima ante el Valencia en un nuevo partido para olvidar de los de Aguirre. Un gol de Jordi Alba en el 82 sentenció a un dubitativo conjunto blanquillo que fue despedido con pitos por su afición.

Irremediablemente, el choque ante Osasuna ha causado fractura en la dinámica del conjunto aragonés. Las malas sensaciones mostradas en el Reyno de Navarra fueron ratificadas ante el cuadro valencianista, con constantes fallos defensivos que terminaron por decantar el encuentro contra los intereses zaragozanos.

Para afrontar la cita, Javier Aguirre decidió solo un cambio respecto al once alineado en el Reyno de Navarra, el de Micael por Lafita. El portugués ocupó la posición de enganche que últimamente estaba desarrollando Luis García y desplazó al asturiano hasta la banda izquierda, donde, como el resto del equipo, se mostró muy perdido.

Fueron varios los estigmas que los aragoneses acusaron de su último desastre. El más claro, la mala defensa de las jugadas a balón parado en general y los fuera de banda en particular. Así, la ocasión más clara de los ches en la primera parte llegó en un disparo de Parejo tras una jugada de Feghouli que ganó la ventaja en un saque desde el lateral. Éste déficit casi moral alcanzó su punto álgido en un remate de cabeza Piatti, dentro del área, tras un saque de banda en largo.

Futbolísticamente, la primera mitad dejó poco que destacar por ambos conjuntos. El susto más claro lo dio Topal en el minuto 17, cuando le fue anulado un gol por fuera de juego. Como iba ser tónica general, la acción estuvo facilitada por otro grave error defensivo en el saque de una falta. Afortunadamente para los intereses blanquillos, Velasco Carballo invalidó la acción.

Controvertido arbitraje

De manera desafortunada, el colegiado fue uno de los grandes protagonistas del encuentro. El trencilla no mostró ningún criterio claro a la hora de manejar el partido y tomó una serie de decisiones cuestionables que llegaron a desesperar a la parroquia local. Por ejemplo, amonestó a Meira en el 19 por protestar un codazo a Postiga que no fue señalado. Posteriormente, sacó amarilla a Feghouli después de que éste agrediera a Juárez en un 'rifi-rafe' entre ambos futbolistas. El francés, por si fuera poco, realizó un gesto feo hacia el mexicano cuando este estaba en el suelo.

En líneas generales, el partido fue malo por ambos bandos. Sin embargo, solo uno mostró un mínimo deseo de llevarse los puntos. Durante la segunda mitad, con más ganas que precisión, los pupilos de Unai Emery fueron arrinconando poco a poco a los locales.

Comenzó avisando Banega de falta, en el minuto 49. Su lanzamiento pegó en la barrera, que le restó potencia pero envenenó su trayectoria. Roberto estuvo atento y detuvo en las inmediaciones del palo derecho. Poco después, el meta volvió a obrar otro milagro. Este quizás, con cierta fortuna. Soldado, en un remate acrobático desde el segundo palo, consiguió conectar un chut que fue directo a las manos del cancerbero zaragocista. Quizás, la ocasión más clara de las muchas que después tuvieron los blanquinegros.

El Valencia movió su banco. Parejo, que no suele ser titular, se marchó al descanso para dejar su lugar a Mathieu. Los ches formaron en un 4-4-2 con Piatti acompañando en punta a Soldado. Javier Aguirre hizo lo propio y dio entrada a Lafita, Juan Carlos y Ortí por Micael, Barrera y Postiga respectivamente.

Gran noticia el debut del delantero canterano, sin duda. Quizás, lo único positivo que rescatar del naufragio. Aunque, con el esférico en posesión de los visitantes, casi no pudo participar. Nada más salir, gracias a su presión, logró forzar una cesión que entre Juárez y Paredes desaprovecharon. Ni en esta ocasión los zaragozanos dispararon entre los tres palos.

Finalmente, en el 81, sucedió lo inevitable. En una jugada aislada, Bruno puso un tímido centro al área que Jordi Alba, totalmente libre de marca, convirtió en gol. De lateral derecho a izquierdo. Todo un despropósito que tuvo a Juárez de epicentro. La guinda negativa de otra noche aciaga.

Ficha técnica:

0 - R. Zaragoza: Roberto; Juárez, Da Silva, Mateos, Paredes; Meira; Barrera (Juan Carlos, min.63), Ponzio, Rúben Micael (Lafita, min.57), Luis García; y Hélder Postiga (Ortí, min.75).

1 - Valencia C.F.: Guaita; Bruno, Dealbert, Víctor Ruiz, Jordi Alba; Banega, Topal; Piatti (Jonás, min.61), Parejo (Mathieu, min.46), Feghouli; y Soldado (Adúriz, min.82).

Gol: 0-1. min.82. Jordi Alba.

Arbitro: Velasco Carballo, del C. Madrileño. Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Meira, Paredes y Mateos a los visitantes Feghouli, Guaita y Víctor Ruiz.

Incidencias: partido correspondiente a la décima jornada de liga, disputado en el estadio de La Romareda ante unos 18.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por los fallecidos del reciente terremoto de Turquía. Debutó en Primera División el jugador local Jorge Ortí, del Zaragoza B.

Etiquetas