Deportes
Suscríbete

VUELTA A ESPAÑA

Sevilla es el inicio de una carrera incierta

Sin Contador ni Valverde en el pelotón, la lucha por el nuevo maillot rojo se muestra fuertemente competida.

Javier guillén, director de la Vuelta, muestra el nuevo maillot.
Sevilla es el inicio de una carrera incierta
EFE

Una contrarreloj nocturna por equipos que atravesará el centro de Sevilla abrirá la Vuelta del 75 cumpleaños, una edición montañosa, de pronóstico incierto ante la ausencia de Alberto Contador y que distinguirá con un maillot rojo al líder, una de las novedades de este año.

No estará el triple vencedor del Tour de Francia, tampoco el último ganador, Alejandro Valverde, pero en la lista de inscritos no faltan nombre ilustres, ya que tomarán la salida, entre otros, el luxemburgués Andy Schleck y el ruso Denis Menchov, segundo y tercero respectivamente en la 'grande boucle'.

En esta ocasión la quiniela se antoja más complicada. El menor de los Schleck viene en principio a ayudar a su hermano Frank, quien llega fresco tras su retirada, por caída, en la tercera etapa del Tour. Ambos saben que se presenta ante ellos la oportunidad para adjudicarse una de las grandes.

Menchov, con dos Vueltas y un Giro en su palmarés, se ha ganado el "derecho" a encabezar el cartel de favoritos, en el que también figuran David Arroyo, con galones de líder tras la segunda plaza en el Giro y Carlos Sastre, quien se quiere despedir del Cervélo en una edición de la Vuelta que "ofrece una buena oportunidad para ganar".

Las bazas españolas no acaban ahí en una edición que tendrá 6 etapas de montaña con final en alto y una contrarreloj individual de 46 kilómetros en el menú. Los escaladores tendrán la palabra, y ahí es donde pueden aparecer Igor Antón, líder del Euskaltel, equipo en el que también se espera mucho de Beñat Intxausti.

El Caisse D'Epargne escoltará a Arroyo con Luis León Sánchez, mientras que Joaquín "Purito" Rodríguez, al frente del Katusha y Ezequiel Mosquera, en el Xacobeo, se dejarán ver por la zona noble de la clasificación.

Salen además nombres para la esperanza, como el del italiano Vincenzo Nibali, una de las esperanzas del ciclismo italiano, que ya subió al podio en el Giro como tercero, escoltando a Arroyo y a su líder Ivan Basso. En las mismas filas del Liquigas, el checo Roman Kreuziger será una buena compañía, si bien, solvente en la montaña, jugará una segunda baza.

Maillot rojo

La Vuelta, que ofrece la novedad del maillot rojo para el líder, siguiendo la corriente triunfal de la llamada elástica Roja, contará con los mejores esprinters, por lo que el espectáculo estará garantizado en las rectas de llegada.

El británico Mark Cavendish, con cinco etapas en el último Tour, será la referencia, pero deberá discutir cada triunfo con el italiano Alessandro Petacchi, que ganó dos jornadas en Francia, el noruego Thor Hushovd, el estadounidense Tyler Farrar y el español Oscar Freire, el triple campeón mundial que apunta al cuarto maillot arcoiris en Australia.

"La Vuelta es para escaladores", coinciden los favoritos. Los especialistas tendrán mucha montaña y poca contrarreloj. Las cimas que coinciden con el final de etapa estarán en Xorret de Catí, el estreno en el octavo día. Luego, espera la estación andorrana de Pal (11a), para terminar con el tríptico cantábrico en Peña Cabarga, Lagos de Covadonga y Cotobello (14a, 15a y 16a), ésta última la cima Chechu Rubiera que representa una de las novedades de esta edición.

En el tramo final, y después de la cronometrada individual en Peñafiel, de 46 kilómetros, llegará uno de los momentos más esperados de la carrera con el estreno de la Bola del Mundo, en la sierra madrileña la víspera del final en la capital. Una jornada que se convertirá "en un referente del ciclismo español", según la organización. Además, algunos finales de etapa podrían cambiar el guión con repechos o puertos cerca de meta estratégicamente colocados para favorecer el espectáculo.

Para empezar, una contrarreloj por equipos, por la noche, que comenzará junto a la plaza de toros de la Maestranza sevillana y llegará junto a la Torre del Oro. Paseo monumental que otorgará el primer maillot rojo, inspirado en el guepardo, como símbolo de la velocidad.

El suizo Fabian Cancellara (Saxo Bank), triple campeón mundial y olímpico contrarreloj, es uno de los aspirantes a estrenar la nueva prenda. La fiesta comenzará a las 22.04 cuando se ponga en acción el Footon Servetto. Cerrará la jornada el local Andalucía Cajasur, eufórico por la reciente confirmación de su continuidad en el pelotón la temporada que viene, a las 23.28.

Etiquetas