Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

GOLF

Sergio de nuevo a las puertas

Hubiera sido el sueño perfecto. Maestros en la Eurocopa, imbatibles en tenis e imparables en el Tour. El golf español podría haber logrado uno de sus mayores éxitos en la historia de este deporte y unir su nombre a los triunfadores de este verano: que un español, Sergio García, ganara el PGA de Estados Unidos, último torneo de 'Grand Slam' de la temporada. De un plumazo hubieran caído 78 años de récord, los que hace que un europeo no conquista la Copa Wanamaker. Desde tiempos de Tommy Armour, allá por los años 30.

Pero no fue así. García nos dio esperanzas hasta el último hoyo, puso la emoción en el torneo y en su duelo particular con Padraig Harrington de nuevo el crítico'putt' le falló en los momentos más claves y tensos y tuvo que ser el irlandés el que le robara la cartera, por detrás y haciendo en un sólo día dos vueltas de 66 golpes, algo que nadie podría haberse imaginado con las condiciones tan difíciles que presenta el campo de Oakland Hills. "He jugado dos buenas rondas finales de 69 y 68 golpes en un día francamente duro, el última día del torneo y eso me deja un buen sabor de boca, pero ha sido insuficiente para derrotar a Harrington. Así ocurren las cosas a veces. La única cosa que puedo hacer es volver a casa con la cabeza muy alta y seguir trabajando y darme más oportunidades para ganar. Alguna vez llegará la victoria, digo yo", comentó García al terminar.

La victoria de 'Paddy' se fraguó en el hoyo 15, cuando Sergio, líder en ese momento, después de dar el mejor golpe del torneo y casi hacer el eagle (la bola de segundo golpe, golpeó la bandera) perdió una gran oportunidad de distanciarse en el marcador con dos golpes, pero el 'putt' de dos metros no quiso entrar. En el 16, García envió la bola al agua y aunque salvó con un 'bogey', puso la igualdad en el marcador. En el hoyo 17, el más difícil del campo, Sergio tenía un putt de 5 metros para birdie y Harrington de 10, pero fue el irlandés, sin duda el mejor pateador esta semana, quien se adelantó en la tabla. Aún quedaba el hoyo 18 y Harrington se había ido al búnker de calle y tuvo que sacar en corto, pero la desesperación de García hizo mella en su 'drive' al rough y en el segundo golpe al búnker de green. El irlandés rubricó su victoria embocando un putt de media distancia que le dio la Copa, ante la tristeza de Sergio que volvió a fallar el putt y empató en segunda posición con Ben Curtis. Otro Grande que se le escapa al castellonense en los últimos hoyos, bajo presión.

"Lo he dicho ya alguna vez, hay jugadores que en momentos de tensión tienen más fortuna en un Major, cosa que a mí no me pasa. El 'putt' del 15 estaba perfectamente tirada y debiera haber entrado, pero no cayó en la última vuelta. Me voy con la sensación de que he jugado muy bien, suficiente para ganar, pero... Con ese poco de suerte que me falta podría haber ganado más de dos 'Major' en mi carrera", añadió.

Harrington suma ya tres 'Major' de los últimos seis torneos Grandes que ha disputado (dos Open Británico y un PGA); esta corona llega muy seguida desde su último triunfo en el 'Grand Slam', hace un mes en el Open Británico, donde además partía como defensor del título. Ha roto 78 años de récord en los que no ganaba un europeo este torneo, e iguala el récord de Tiger de 2006, cuando el número uno del mundo ganó el Open Británico y el PGA seguidos: El irlandés es ahora sin duda la baza más fuerte y más importante para el equipo europeo de la Ryder Cup y se ha colocado tercero en el Ránking Mundial, detrás de Tiger y Phil Mickelson.

Pinta muy bien para el golf europeo que en septiembre se verá las caras con el equipo estadounidense en la Ryder Cup. En dos semanas, el capitán americano Paul Azinger confirmará el equipo con sus cuatro elecciones libres. Este año, dos jugadores del Circuito europeo se han llevado tres de los cuatro torneos Grandes. Trevor Immelman ganó el Masters de Augusta, Harrington Open Británico y PGA y sólo el gran Tiger pudo ganar cojo el Open de Estados Unidos.

Etiquetas