Deportes
Suscríbete

FÓRMULA 1

Schumacher en la diana

El alemán, centro de las críticas del Gran Circo, pide perdón por su temeraria maniobra ante el brasileño Rubens Barrichello.

Schumacher delante de Barrichello en Hungría.
Schumacher pide perdón
AFP PHOTO

De mal en peor: el alemán Michael Schumacher, de regreso tras tres años de ausencia, encara las minivacaciones de la Fórmula 1 con su imagen cada vez más magullada.

Quedar fuera de los puestos puntuables tras su undécima posición en Hungría no fue el problema: lo que convirtió al heptacampeón mundial en el centro de la crítica para buena parte de los presentes en el Hungaroring fue su duelo con el brasileño Rubens Barrichello, al que casi estrella contra el muro de boxes.

"Había suficiente espacio. El hecho es que no nos tocamos y que Rubens siguió adelante, gracias a Dios", argumentaría el piloto al final de la prueba. Ayer, sin embargo, tuvo que pedir disculpas: "Nada más acabar la carrera, estaba acalorado por lo ocurrido, pero después de ver de nuevo la escena contra Rubens me doy cuenta de que los jueces tenían razón en su evaluación: la maniobra fue demasiado dura", admitió Schumacher, desde su página web. El siete veces campeón del mundo de Fórmula Uno añade que "lógicamente" no era su intención poner en peligro a Barrichello. "Pero sí él tiene la sensación de que fue así, lo siento, no fue mi intención", prosigue Schumacher.

Tanto Barrichello como la Federación Internacional (FIA) coincidieron en calificar como ilegal la maniobra del piloto alemán, que fue sancionado y saldrá el 29 de agosto en Bélgica diez posiciones por detrás de la que haya logrado en la clasificación.

"Bloqueo ilegal", sintetizó la FIA; Barrichello fue más directo: "Yo tengo mucha experiencia, y uno, con un loco así, tiene que levantar el pie. Yo no, absolutamente no", explicó el brasileño, ex compañero de equipo de Schumacher, con el que tiene un largo historial de enfrentamientos.

"La mía fue una de las maniobras más bonitas que hice y una de las más horribles de Michael. Uno que dejó de correr tres años y vuelve para hacer esto... Michael no lo necesitaba", concluyó el piloto de Williams.

Schumacher, de regreso en la Fórmula 1 tras tres años retirado, aprisionó con su Mercedes al brasileño contra el muro cuando ambos iban a gran velocidad. Barrichello tuvo su pequeña "venganza" al superar en la última vuelta al siete veces campeón mundial sacándole una vuelta de ventaja. El brasileño fue décimo y entró en los puntos. Con 38 puntos en las 12 disputadas, Schumacher es noveno en el campeonato mundial.

Crítica unánime

La prensa internacional coincidió ayer en sus críticas contra el alemán. El diario italiano "La Gazzetta dello Sport" decía que "Schumacher es como siempre. No reconoce sus errores y se comporta de modo altivo en su trato con todos los pilotos".

El inglés "Daily Mail" tituló en su página de internet: "Tras la alocada maniobra contra Rubens Barrichello es la hora de irse para Michael Schumacher".

"En caso de que el brasileño Barrichello no hubiera podido evitar el choque, habría terminado en el hospital, o quizas aún peor", relataba "Tuttosport".

Para "Il Secolo XIX" se trata de "la poco honrosa decadencia de Schumacher", en tanto que "La Repubblica" habla de "maniobra de locura del abuelo Schumacher".

El hecho de que Schumacher actúe como embajador de una campaña de seguridad de la Federación Internacional de Automovilsmo (FIA) es comentado de modo irónico por "La Gazzetta dello Sport": "Un pequeño consejo para todos los que se vayan de vacaciones: si alguien intenta adelantarlo haga exactamente lo contrario de lo que el ex campeón mundial hizo en Hungría".

Etiquetas