Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

REAL ZARAGOZA

Santa Cruz es el gran reto

El Zaragoza puja fuerte por el delantero paraguayo, aunque la operación es complicada. El noruego Huseklepp es otra opción para reforzar el ataque.

Enfilados Meira y Bobadilla, el Zaragoza no descuida otros frentes para reforzar la plantilla. La gran apuesta para completar la delantera junto a Bobadilla es Roque Santa Cruz, pero también el gran reto por su dificultad. El club aragonés ya ha iniciado las primeras gestiones para tratar de convencer al Manchester City de la cesión del delantero paraguayo, un futbolista de reconocido prestigio y vieja aspiración zaragocista. Santa Cruz ya conoce el interés. Ha estado cerca de acabar en el Lazio italiano, aunque su préstamo se ha enfriado hasta casi romperse, y ahora la opción aragonesa tiene una oportunidad. En el Zaragoza, se es consciente de la complejidad de traer a Santa Cruz debido a su elevada cotización (algo más 3 millones de euros anuales), pero el futbolista siempre ha declarado su voluntad de jugar en España. Se buscará explotar esa carta. El Manchester City lo dejará salir como cedido, más tras el fichaje del ariete bosnio Dzeko, siempre y cuando se libere de la mayor parte posible del sueldo del paraguayo.

Santa Cruz, de 29 años, completaría la delantera, pero tampoco debe descuidarse la alternativa del atacante noruego de 26 años Erick Huseklepp, del Brann. El Zaragoza tiene la opción de hacerse con él en propiedad y los primeros contactos con su entorno ya se han producido. El futbolista renovó el pasado año con el Brann bajo la condición de que facilitaran su salida a una liga superior si recibía una propuesta, y ese momento ha llegado. El Celtic escocés ha estado cerca de cerrarlo por 1,2 millones de euros, pero el Brann, en principio, pide alrededor del doble.

Huseklepp es internacional absoluto con Noruega, y en la temporada 2010 (en el norte de Europa las campañas ocupan años naturales) marcó 10 goles y dio 11 asistencias con su equipo. Más que un delantero de perfil clásico, es un segundo punta de movilidad y tendencia a las bandas, por lo que puede ajustarse a los flancos. Es espigado (1,86), y posee larga zancada. Se aleja del prototipo de ariete puro, pero el Zaragoza maneja su opción como una alternativa válida.

Etiquetas