Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

atletismo

Sangre limpia para competir

La Federación Española propone aumentar de dos a cuatro años la sanción para casos positivos, e introducir el 'Pasaporte Biológico".

Mano dura contra el dopaje, defensa de la limpieza del atletismo y de la actuación durante la 'operación Galgo'. A los atletas españoles ya no les bastará con hacer buenas marcas. Si quieren participar en las grandes competiciones internacionales, tendrán también que tener una sangre libre de toda sospecha. El atletismo nacional quiere limpiar su imagen a golpe de comunicado, como el que emitió ayer anunciando su voluntad de endurecer las medidas de lucha contra el dopaje. Elevar de dos a cuatro años la sanción para los casos positivos e introducir el "Pasaporte Biológico" como medida de selección para el equipo nacional son los dos principales puntos del documento. Las propuestas provienen de los representantes de los atletas, previo apoyo de la mayoría del colectivo (incluidos todos los internacionales aragoneses), y fueron asumidas por la Junta de Gobierno de la Federación Española de Atletismo (RFEA), que ahora debe instar a los organismos competentes para su aplicación. "Nos quedamos satisfechos, aunque creemos que aún hay temas por pulir. Lo importante es que todos estamentos de la RFEA estamos unidos contra el dopaje, y que hay que tirar adelante porque, dándole más vueltas a estos asuntos, dañamos la imagen del atletismo. Sobre todo, de cara a la gente joven", explica Roberto García. El olímpico de Fuendejalón es el presidente de la comisión de atletas y su representante en la junta directiva de la RFEA, que ayer celebró la asamblea general ordinaria.

El atletismo español vive momentos difíciles tras la explosión de la 'operación Galgo', una redada antidopaje de la Guardia Civil que involucró a nombres como la campeona mundial Marta Domínguez, el entrenador Manuel Pascua o el médico Eufemiano Fuentes. La RFEA premió el sábado por la noche como mejor atleta masculino del año Arturo Casado, y como femenina a Nuria Fernández, actual campeona europea de 1.500 metros, pero bajo sospecha de doping como pupila de Pascua. El galardón se le concedió, sin embargo, en su ausencia, ya que no se presentó para evitar "situaciones desagradables", según fuentes de la federación.

Los atletas más beligerantes, que mostraron su total apoyo a la 'operación Galgo' apenas un día después de ser lanzada, querían la implementación de medidas aún más duras. "Presentamos las propuestas que previamente habíamos consensuado y muchos atleta nos habían hecho llegar. Pero algunas, legalmente, son difíciles de llevar adelante", explica Roberto García que junto con Javier Bermejo velan por los intereses de los atletas.

En la Junta de Gobierno, en la que también estaba presente el máximo dirigente de la Territorial aragonesa, Javier Hernández, se terminó de dar forma a un comunicado que incluyó cuatro iniciativas de los representantes de los atletas. En el cuarto punto, se insta a las autoridades y organismos competentes a que procedan "a realizar las modificaciones en las normativas necesarias a fin de endurecer las sanciones por la utilización o fomento de las técnicas ilícitas de apoyo biológico a los deportistas, proponiendo que pasen a ser de cuatro años las sanciones que ahora son de dos". La Junta "instaura que los atletas deban cumplir los criterios técnicos y fisiológicos que les capaciten para competir en cada campeonato con el equipo nacional a juicio del Comité Técnico". Y solicita instrumentalizar las "acciones necesarias" para la puesta en marcha del "Pasaporte Biológico", que ya funciona en el ciclismo, y que que implicaría un seguimiento más detallado y caro de los principales atletas, que deberán tener valores normales en los perfiles hematológicos que lleva la RFEA ya que una anomalía en el hematocrito, por ejemplo, le dejará fuera del equipo.

Etiquetas