Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

PRIMERA DIVISIÓN

Robinho se queda

Schuster parece haber ganado el pulso a Mijatovic para retener al brasileño, aunque habrá que esperar al lunes

Robinho está cada día que pasa más cerca de quedarse en el Real Madrid y no ser traspasado al Chelsea inglés, cumpliendo el deseo del presidente Ramón Calderón y el técnico, Bernd Schuster, pero no de la dirección deportiva, que tras las declaraciones del jugador estima que debe ser traspasado.

El futuro de Robinho sigue sin aclararse a tres días del cierre del mercado. Cada hora que pasa, en el club madridista va tomando más fuerza la opción de quedarse con el brasileño y rechazar la propuesta del Chelsea, que en ningún momento ha llegado a los deseados 40 millones de euros.

Mientras que en el club inglés existía el convencimiento de que Robinho viajaría ayer a Londres a pasar reconocimiento médico y se llegó al punto de vender el jueves camisetas del Chelsea con su nombre, los acontecimientos han ido complicando el traspaso.

Las declaraciones de Robinho a través de la Agencia Efe sorprendieron en las oficinas del Bernabéu y las primeras reacciones fueron las de desprenderse de un jugador que afirmó no ser feliz en el Real Madrid, donde dijo que nunca llegará a ser "el mejor futbolista del mundo". Ese pensamiento lo sigue manteniendo la dirección deportiva, que a día de hoy desea trasladar a Ramón Calderón la comparación del 'caso Robinho', con el protagonizado por su compatriota Ronaldo, cuando Fabio Capello se mostró convencido de recuperarle y meses después fue traspasado al Milán por menor valor que si lo hubiese hecho en verano. Bernd Schuster ha mostrado en todo momento su disposición a recuperar a Robinho, a quien considera parte imprescindible de su proyecto, más si cabe ante la ausencia de fichajes. Su pensamiento es convocarle para que viaje con el equipo a La Coruña, con opciones incluso de ser titular ante el Deportivo, por la baja por sanción del holandés Rafael Van der Vaart. A la finalización del Trofeo Santiago Bernabéu, el técnico alemán con su particular forma de ser, exteriorizó su malestar. Ya había pedido fichajes durante la pretemporada y sólo le llegó Rafael Van der Vaart.

Schuster, como Calderón, exculpan a Robinho y apuntan al representante del jugador, Wagner Ribeiro, como principal causante de la situación. El pulso está echado y hasta el último instante no se sabrá el vencedor, aunque adquieren ventaja los partidarios de que siga vistiendo de blanco.

Etiquetas