Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

SD HUESCA

Roberto, el regreso

El delantero rescindió ayer el contrato que le unía al Gimnástic de Tarragona y retorna al club oscense. Fue el héroe del ascenso a Segunda y actor principal en la permanencia.

Roberto García, en el entrenamiento de ayer en El Alcoraz.
Roberto, el regreso
JAVIER BROTO

Si el Huesca anunciaba el miércoles fichajes ilusionantes, aquí está el primero. Roberto García regresa a la Sociedad Deportiva Huesca. Un retorno deseado, esperado y que parecía haberse descartado con el comienzo del mercado de fichajes. Pero el Nástic de Tarragona, donde debía pasar dos temporadas más, anunció ayer la rescisión de su contrato y todo se aceleró hasta el punto de que el madrileño estuvo presente por la tarde en el primer entrenamiento de la pretemporada. Fue uno más. También, el más observado por los aficionados que se desplazaron al estadio del Alcoraz.

La operación, tildada de "bombazo" por el club azulgrana en su página web, se cerró al tiempo que la plantilla estaba convocada para su puesta de corto. Un golpe de efecto con que comenzar la preparación de la liga, y la antesala de lo que todavía ha de llegar. Si los mejores designios se cumplen, habrá alguna otra sorpresa. La vuelta de Torreta no lo era tanto, pero la opción se parecía haber desvanecido cuando, en un primer momento, el club tarraconense le anunció que se contaba con sus servicios a pesar de una primera campaña en la que no había terminado de cuajar.

Aquí, Roberto es un héroe. Los seguidores, alrededor de 200, le tributaron una fuerte ovación y gritos de "Roberto, Roberto" cuando, en pleno calentamiento y junto a Juanjo Camacho, pasó a la carrera por delante de la zona de general donde se había congregado el público. No era la única cara nueva entre los futbolistas, había siete más, pero el atacante es otra cosa. En plena celebración del centenario del fútbol en Huesca, la figura del delantero Roberto García Cabello emparenta con los más grandes de la historia azulgrana. A la altura de los Palacino, Mendiara o Porta. Quizá no les iguala en goles o trayectoria, pero sus 190 centímetros han aparecido en las fotografías más lustrosas de esta etapa del ascenso a Segunda División.

Entre todas ellas brilla la del 15 de junio de 2008 en Écija, con ese tanto que abrió las puertas del cielo. En suma, 55 goles en cuatro temporadas. En el plano de lo intangible, un carisma infinito.

Roberto tocó techo el año del ascenso con 23 dianas, que rebasaron y mucho las diez por curso que había sumado en sus dos primeras experiencias; en la primera resultó clave en la permanencia y en la segunda, en alcanzarse el "play off" de ascenso, si bien la fuente se secó en el momento clave del curso. Una vez en la categoría de plata conformó una dupla temible con Rubén Castro. Entre ambos sumaron 26 goles, 12 para el madrileño a pesar de una segunda vuelta con menos presencia por las decisiones de Antonio Calderón y los problemas físicos. Roberto regresa con su familia, dos oscenses más, y una de las frases de su anterior despedida: "Ojalá sea un hasta luego y pueda volver a jugar aquí". De momento, suyo fue el primer gol en el partidillo de ayer.

Entre el resto, las habituales ganas de trabajar e ilusiones renovadas. Hay once plazas en la alineación para, de momento, 16 futbolistas. No se cuenta a Robert, que trabajó con sus compañeros y firmará un día u otro, al lesionado Jorge Larrosa y al central serbio Marko Lukic, que estará unos días a prueba. De momento, tienen dorsal los porteros Jesús Cabrero, Andrés Fernández y Jorge Larrosa, el defensa Sebastián Corona, los centrocampistas Luis Helguera, Paco Gallardo, Juanjo Camacho, Gilvan Gomes, Joaquín Sorribas, Víctor Pérez, Mikel Rico, David Bauzá, Lluís Sastre y Jokin Esparza y los delanteros Roberto García, Jorge Galán y Óscar Vega, a falta de que, sobre todo, se refuerce la zaga y pueda llegar algún punta más.

Etiquetas