Real Zaragoza
Suscríbete

LOS QUE HAN LLEGADO

A merced del mercado

La precariedad del monedero zaragocista ha obligado a la entidad blanquilla a peinar profundamente el mercado y esperar a última hora en busca del chollo escondido.

Nico Bertolo.
Nico Bertol.o
JAVIER ESCRICHE

Agudizar el ingenio y afilar el instinto oportunista son las dos armas a las que ha recurrido el Real Zaragoza para moldear la plantilla que deberá defender el escudo del león rampante esta temporada. Una misión que aun se encuentra en fase de ejecución y que, seguramente, no se podrá dar por finalizada hasta el 31 de agosto, cuando el reloj indique el fin del periodo de incorporaciones.

Con estas condiciones, el club de La Romareda ha tratado de reforzar todas las líneas, apuntalando con especial atención la portería, una demarcación para la que no contaba con ningún efectivo. Dos son los guardametas que han llegado, aunque uno de ellos no es que sea un novato en lo que a cuidar el arco zaragocista se refiere.

Toni Doblas fue el portero del ascenso y cuenta con la simpatía de la afición a su favor. Su retorno subsana el error cometido hace un año, cuando se le dejó escapar pese a haberse convertido en uno de los rostros más reconocibles del éxito. Tras un año en Huesca, el meta sevillano se encuentra cómodo en Aragón, donde podrá residir, al menos, dos temporadas más, tal y como estipula su contrato con la entidad blanquilla.

Para competir por el mismo puesto, también ha arribado a Zaragoza el argentino Leo Franco, cuya carta de presentación se nutre de su dilatada experiencia en la Liga. Un seguro de garantía contrastada que se contrapone a las arriesgadas apuestas realizadas otros cursos. El gasto realizado en ambos fichajes ha sido nulo, tal y como exige la hoja de cuentas manejada en el número seis de Eduardo Ibarra.

Así, el único desembolso económico realizado por un jugador, al menos por el momento, son los dos millones de euros pagados por Matteo Contini. Faro defensivo y jugador de importancia casi simbólica, el central italiano prolonga su compromiso como líder de la zaga e icono de la faceta más agresiva del conjunto entrenado por José Aurelio Gay. La retaguardia se completa con la incorporación del desconocido Adam Pinter, joven jugador húngaro del que se dice que puede ocupar las demarcaciones de central o mediocentro.

Para la línea medular, la marcha de piezas imprescindibles como Arizmendi o Eliseu obligó a contratar versatilidad ante la duda que supone el poder adquirir cantidad. Nico Bertolo fue el elegido. Diestro que gusta de partir desde la izquierda. Volante capacitado para jugar de enganche. Futbolista perdido en el farragoso calcio italiano que, un año antes, había despuntado en Banfield, equipo que por primera vez en su historia se alzó como campeón.

Ante la lesión de Uche, el francés Sinama Pongolle y el jovencísimo Marco Pérez cargarán con la responsabilidad de materializar los goles zaragocistas. Con solo 19 años, el ariete colombiano es endiabladamente rápido y se ha mostrado eficaz de cara a la portería durante los bolos veraniegos. Su cesión, por dos años con sendas opciones de compra, garantizan algo de continuidad en un entorno tan efímero como el de los jugadores a préstamo.

Así las cosas, nadie duda de la llegada de más piezas al plantel, aunque estas dependerán más de las posibilidades que ofrezca el mercado que de las necesidades existentes. Un nuevo delantero parece la necesidad más urgente, aunque, como todo, dependera de que exista una oportunidad clara de ir a por él.

Etiquetas