Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÚTBOL

Prueba de fuego en el Bernabéu

El Real Madrid afronta su primer gran examen del año, frente al Villarreal, rodeado de la polémica por la falta de delanteros.

Mourinho, durante la rueda de prensa ofrecida ayer.
Prueba de fuego en el Bernabéu
ZIPI/EFE

Empieza la cuesta de enero para el Real Madrid. El conjunto blanco afronta hoy (19.00, C+L y GolT) el primer gran examen del nuevo año, entre las peticiones de fichajes ignoradas de su técnico y las dudas sobre los suplentes desatada tras la derrota copera ante el Levante. Y es que los pupilos de Jose Mourinho se medirán en el Santiago Bernabéu con el Villarreal. El 'submarino amarillo' es uno de los pocos equipos que pueden atragantarse a los 'merengues'. El Madrid sabe que un pinchazo en esta Liga a la escocesa puede ser casi definitivo, por lo que pondrá a toda su artillería en liza.

El ambiente en Chamartín sigue enrarecido por la negativa del club a traer un delantero en el mercado de invierno como solicita Mourinho desde hace largo tiempo. La lesión de Higuaín, que se operará este martes de la hernia discal, deja al técnico portugués con Benzema como única alternativa. El cuestionado y taciturno ariete francés tendrá su enésima oportunidad para demostrar su valía ante un rival de enjundia. Por suerte, el galo estará acompañado en el ataque por el insaciable Cristiano Ronaldo, que regresa tras el descanso en el Ciutat de Valencia. El extremo luso será el principal baluarte blanco en un año pletórico en el que va camino de superar todos los registros goleadores.

La principal novedad en el once será la presencia de Albiol en el lugar del lesionado Pepe. Además, Lass será la pareja de Xabi Alonso en el centro del campo en detrimento de Khedira. Quien saltará seguro al césped será Kaká. "Si vamos perdiendo, empatando o estamos en dificultades, tiene que entrar porque es el único atacante que tenemos. Si todo va bien y estamos ganando, pues jugará también para coger sus minutos y dar descanso a otros jugadores. Vaya mal o vaya bien, Kaká jugará". Así de claro fue el técnico madridista en una crítica velada sobre la falta de futbolistas ofensivos en la plantilla. El jugador brasileño será lo más parecido a un refuerzo que tendrá el técnico este invierno.

Mourinho tampoco se olvidó de enviar un recadito a su máximo rival. "Es normal que el Barcelona piense que enero puede ser un mes malo para nosotros", aseguró al recordar los derbis ante el Atlético en Copa y después, si logra el pase, Villarreal o Sevilla, además de los choques ligueros. Sin embargo, el luso dejó claro que su objetivo es "buscar todos los puntos".

Por su parte, el Villarreal llega al Bernabéu con la moral por las nubes tras la épica remontada copera frente al Valencia, con cuatro goles en la segunda mitad. El 'submarino amarillo' es tercero en la clasificación y tratará de quitarse la espina de la pasada campaña, cuando cayó abultadamente (6-2) en el feudo blanco. El técnico del equipo de La Plana, Juan Carlos Garrido, no dudó en alabar a su homólogo blanco, algo no muy habitual: "A su lado no soy nadie, porque su currículum me merece un gran respeto". El Villarreal acude con bajas sensibles como Marchena, Senna o Nilmar.

Etiquetas