Despliega el menú
Deportes

ALEMANIA - SERBIA (13.30)

Prueba de fiabilidad

Alemania mide su verdadero potencial ante Serbia, donde el zaragocista Obradovic apunta a novedad en el once.

Prueba de fiabilidad
Prueba de fiabilidad

Alemania busca dejar resuelto su pase a octavos ante una desesperada Serbia que necesita puntuar, al menos, para conservar alguna esperanza de seguir adelante por el grupo D.

La derrota de Serbia frente a Ghana en el debut de ambos (1-0) dejó al equipo de Radomir Antic en una situación complicada, obligada a buscar la victoria en los dos partidos que le quedan, contra Alemania y Australia.

Por el contrario, una nueva victoria metería prácticamente al equipo de Joachim Löw en los octavos de final y reforzaría su imagen intimidatoria para futuros adversarios. La savia nueva incorporada por Joachim Löw (Sami Khedira, Holger Badstuber, Mesut Ozil) ha respondido a la confianza del técnico, que sigue empeñado en mantener a Klose en la formación pese a que no ha brillado en toda la temporada. Löw considera que su equipo se ha ganado el respeto de sus adversarios y se declaró satisfecho con el juego ofrecido en el primer contacto con el torneo, por lo que no es probable que introduzca cambios en la formación con respecto a la que goleó a Australia.

En el campo serbio Radomir Antic ha querido transmitir tranquilidad tras la primera derrota y ha animado a sus jugadores a responder al desafío alemán: "los verdaderos campeones se muestran en las ocasiones más difíciles", comentó.

Serbia, que llegó a Sudáfrica con vitola de equipo temible tras su brillante desempeño en la fase de clasificación, se ha visto reducido, con su primera derrota, a la condición de superviviente.

Ivan Obradovic, del Real Zaragoza, apunta a novedad en el once de Antic.

Etiquetas