Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Proeza de la salvación

El Espanyol (2003-2004) es el único equipo que se sostuvo en Primera División con 10 o menos puntos tras 16 jornadas con el actual formato de Liga. El Zaragoza se exige ahora una hazaña similar.

Bertolo, ante la vigilancia de Monreal, en el Osasuna-Zaragoza del domingo.
Proeza de la salvación
EFE

El Real Zaragoza naufraga como pocas veces en su historia tras 16 jornadas de Liga. Su colección de números y registros negativos causa escalofríos, con 10 puntos de 48 posibles, datos condenatorios casi siempre en los 80 años de vida de la competición. Desde que la Primera División se organiza mediante su actual sistema (curso 99/00), es decir, computando la victoria a tres puntos, con 20 equipos y 38 jornadas, y tres descensos directos, unos números semejantes o peores a los que presenta el Zaragoza de la actualidad constituyeron siempre una condena de descenso excepto en la temporada 2003-2004. Entonces, el Espanyol firmó una proeza de dimensiones milagrosas salvándose cuando tras las jornada 16, el momento exacto en el que se encuentra ahora el Zaragoza, sumaba tan solo 8 puntos.

La cuenta actual de los de Aguirre se levanta ahora a 10 puntos. Tan pocos o menos, en el actual formato de Liga, sumaron en su momento otros clubes a una altura de la temporada como la de hoy. El año pasado, el Xerez acumulaba 7 puntos, los mismos que el Levante en la 2007-2008. Una temporada antes, el Nástic era colista con 8 puntos y la Real Sociedad penúltima con 10. En la campaña 2003-2004 el Espanyol estaba en 8, y en la 2003-2004, el Recreativo llevaba 9. Menos puntos que el Zaragoza de Gay y Aguirre había conquistado también el Sporting (solo 3) en la campaña 97-98, aunque entonces el descenso se resolvía con dos plazas directas y dos de promoción. De todos ellos, ninguno se sostuvo en Primera División al finalizar la temporada excepto el Espanyol. El dato refleja la penuria presente del Zaragoza y lo delicado del arreglo. Labrarse la permanencia desde los 10 puntos actuales entra en el terreno de las hazañas y entraría en el de las quimeras si la actual Liga no fuera una calamidad en sus fondos, con la zona de salvación, pese a todo, a tan solo una victoria. Esos 13 puntos del Almería (17º) indican una proyección a final de temporada de unos 31 puntos. Es decir, de moverse la Liga a la misma cadencia que hasta ahora, la permanencia estará más barata que nunca, menos que el año pasado incluso, cuando el Málaga marcó la supervivencia con 37 puntos y al Zaragoza le bastaron 41 (uno menos que los tradicionales 42 a los que cotiza la salvación) para clasificarse 14º.

Ahora, el Zaragoza, que aún está en condiciones de acabar la primera vuelta con más puntos que en la temporada pasada (14), se exige una reacción a la altura de la que rescató al Espanyol en aquella campaña 2003-2004. Si existe un modelo, un antecedente, una referencia sobre la que construirse un castillo de optimismo es ese, por los números y por las líneas de guión que tuvo aquella permanencia de los catalanes.

El Espanyol ya se había salvado en el tramo final de la temporada precedente con Javier Clemente como revulsivo. Un año después, el que nos ocupa, Clemente arrancó la temporada, aunque en la décima jornada, con el Zaragoza y aquel gol de chilena de Galletti en Montjuic de vérdugos, fue despedido. Llegó el francés Luis Fernández, y el Espanyol dibujó una lenta y sofocante progresión. Escapó del descenso a tres jornadas del final y se libró con 43 puntos (29 en la segunda vuelta). Ayudó el cambio de técnico, pero también el mercado invernal. De la Peña fue inscrito en noviembre tras unos problemas con su renovación, Pochettino volvió de Francia y se fichó al marroquí Hadji además de dos recambios habituales en la segunda mitad de la temporada: Vignal y Raducanu. Los goles de Tamudo escribieron el resto de la epopeya, una de las pocas de este tipo en la historia de la Liga.

Con otros formatos de competición y de puntuación, solo existen otros cuatro casos de permanencia en Primera de los 31 existentes con 10 o menos puntos en la jornada 16 (extrapolando los 2 puntos por victoria de antes a 3). El Logroñés sumaba 7 (9 de los de hoy) en la 92-93, el Espanyol computaba 8 (10) en la 91-92, los mismos 8 (9) que el Cádiz un año antes. Los tres se salvaron, los gaditanos en la promoción. También esquivó el descenso en el curso 35-36 el Sevilla cuando en la jornada 16 sus 8 (10) puntos anunciaban lo contrario. ¿Se unirá a ellos el Zaragoza?

Etiquetas