Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Por un puñado de goles

El Real Zaragoza necesita mejorar su flujo anotador en los 14 duelos que restan para consolidar sus opciones de permanencia.

Uche se lamenta tras enviar al larguero su remate del sábado ante el Atlético de Madrid en los últimos minutos del partido.
Por un puñado de goles
ESTHER CASAS

De entre las muchas facetas del juego que Javier Aguirre y la plantilla del Real Zaragoza han de mejorar en la recta final de la Liga para acabar en Primera División en mayo, la consecución de goles en las porterías rivales es, como todo el año, la de mayor calado y repercusión final. Si el equipo, en los 14 partidos que le restan al torneo, no es capaz de aumentar el flujo goleador mostrado hasta hoy, las posibilidades de éxito serán cada vez más reducidas.

Los números son incuestionables al respecto y avisan de la necesidad imperiosa de aumentar el acierto como sea. El Real Zaragoza solo ha sido capaz de convertir 22 goles en 24 partidos. Solo superan negativamente este récord el Deportivo y el Racing, que han hecho uno menos, 21. Cierto es que, en el gran paquete de implicados en la pelea por la salvación, las cifras se mueven en una horquilla apretada, con la paradójica excepción del colista Málaga, que es el que más tantos ha definido, con 31.

Pero, aun así, las expectativas de casi todos los demás adversarios tienen cimientos más sólidos al contar en sus plantillas con referencias goleadoras claras en sus delanteras: Rondón en el Málaga, Trezeguet y Valdez en el Hércules, Caicedo en el Levante, Ulloa y Piatti en el Almería o Diego Castro en el Sporting. Tan solo el Osasuna, con el techo de los 4 goles de Aranda y Nekounam; y el Deportivo, con los 4 tantos de Adrián, se sitúan a la baja altura de los mejores goleadores zaragocistas, Sinama-Pongolle, Bertolo y Gabi, que apenas suman 4 dianas camino ya del segundo tercio del campeonato. Navarros y gallegos son los únicos que parecen afectados por el mismo virus que se ha instalado en la vanguardia aragonesa desde hace meses. Incluso el Racing, con los 5 tantos de Rosenberg como mejor marca, podría estar cautivo del mismo mal.

En un análisis más particularizado, las sensaciones numéricas no son mejores. El Real Zaragoza ha terminado en 19 de los 24 partidos con cero o un gol en su lado del marcador. Un balance paupérrimo. Nueve partidos sin anotar y diez haciéndolo únicamente en una ocasión, en los que la cosecha exprimida en puntos ha sido de 13 granos. Con tan poco gol, es normal que los réditos no cuadren con las exigencias del guión.

Leído al revés, todavía da más miedo. Solamente en 5 de los 24 partidos, el Real Zaragoza ha sabido marcar dos o tres goles en las porterías contrarias. Tres veces hizo doblete, y dos veces alcanzó el 3 en su guarismo. Por culpa de la endeblez defensiva (otro mal que también aparece a menudo, pese a que se ha mejorado con el paso del tiempo), fue imposible transformar en victorias dos de esos cinco duelos donde se vio puerta con algo más de facilidad: contra el Sporting, en La Romareda, no se pasó del empate (2-2) y ante el Málaga, también en casa, se cayó con estrépito 3-5 haciendo inútil uno de los dos días de mayor profusión de gol de los blanquillos. Aun así, porcentualmente, la recolecta de puntos ha sido, en este pequeño bloque de partidos, mejor que en el racimo de los 19 choques de raquitismo ofensivo: 10 puntos. La moraleja sale sola. A más goles, mayor índice de rentabilidad. De perogrullo.

Por derivación de todas estas afecciones, el Real Zaragoza es el equipo más agónico de los nueve implicados en el descenso. Todos sus puntos, los 23 sumados, han estado pendientes de un hilo hasta el último suspiro. Jamás ha gozado de dos goles de ventaja en todo el curso, fruto directo de su dañina y endémica falta de puntería.

El resto de sus contrincantes por la permanencia, aun con sus deficiencias, siempre han hallado uno o varios días de inspiración para lograr incluso goleadas (observar el estadillo). El Osasuna, que el domingo le metió 4 al Espanyol, es el más inspirado esporádicamente. Hércules, Málaga y hasta los obturados Almería y Deportivo, también han tenido varios días de clarividencia. Sporting, Levante y Racing, lo mismo. Solo el Zaragoza mantiene su negativa regularidad.

Etiquetas