Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Pizarra de doble filo

Su buen nivel en las jugadas a balón parado amenaza al Zaragoza con caer en la dependencia.

Marcelino y Rubén Uría supervisan la hoja de entrenamiento.
Pizarra de doble filo
JOSÉ MIGUEL MARCO

El buen funcionamiento del Real Zaragoza en las jugadas de estrategia o a balón parada es rotundo. La pizarra de Marcelino está bien engrasada y así lo descubren los cuatro goles marcados en las seis primeras jornadas en este tipo lances. Tres surgieron en estrategia pura y dura, en lanzamientos de córners, con maniobras mentirosas en el área y cabezazos letales: dos de Abel Aguilar (ante el Sporting y el Getafe) y otro Pavón (contra Getafe). El cuarto lleva la firma del penalty que liquidó Ewerthon frente al Atlético. Como ya ocurriera la temporada pasada, Marcelino está explotando impecablemente la estrategia con un amplio menú de jugadas aprovechando la materia prima de calidad que le permite la plantilla en este tipo de recursos. Desde precisos lanzadores, como Pennant y Jorge López, a martillos en el juego aéreo, como Abel Aguilar, Pavón, Ayala?

Este notable nivel en la estrategia es, pues, indudable y un arma eficaz y necesaria. Sin embargo, también implica ciertos riesgos. Sobre el Zaragoza, planea la sombra de la dependencia.

 

Sus números así lo subrayan: de los ocho goles marcados en las seis primeras jornadas, cuatro han surgido a balón parado, la mitad, un 50%, el mayor índice de Primera División, solo igualado por el Deportivo de La Coruña (cinco goles a balón parado de 10 totales), el Málaga (3 de 6) y el Villarreal (2 de 4). Esta dependencia se ha acentuado en los últimos partidos, cuando el equipo ha esbozado ciertas carencias en su pegada y en su capacidad de finalización. Desde la lesión de Uche en la segunda jornada y la obligada soledad en punta de Arizmendi, el Real Zaragoza solo ha marcado dos goles en jugada colectiva o individual: Jorge López al Valladolid y Abel Aguilar en uno de los dos que le metió al Getafe.

Entre los diversos capítulos estadísticos de la Liga vinculados a la estrategia o al balón parado, el Real Zaragoza destaca en casi todos de ellos. Por ejemplo, el equipo de Marcelino es el que más remata de cabeza en Primera División. Acumula 28 testarazos, ocho más que su seguidor, el Almería (20). Como ejemplo, Barcelona y Real Madrid rematan de cabeza la mitad. Además, cinco de sus futbolistas (Pavón, Ayala, Jorge López y Abel Aguilar) aparecen entre los quince que más balones cabecean de la Liga. Pavón es el tercero, con 7, aventajado por Kalou Uche (Almería), con 10, y Gregory (Sporting de Gijón), con 8).

 

En cuanto a los goles de cabeza, el Real Zaragoza marcha tercero. Ha marcado tres, una cifra que solo mejoran el Barcelona (5) y el Sevilla (4). Por ejemplo, Abel Aguilar es el 'Pichichi' de cabeza, con dos goles, igualado con Riki (Deportivo) y Zlatan Ibrahimovic (Barcelona)

El Real Zaragoza también ocupa un lugar privilegiado en el ranquin de remates en jugadas a balón parado. Es segundo, con 21, solo superado por el Real Madrid (24). Unos datos que subrayan el buen trabajo de Marcelino con la estrategia, pero que amenazan con tornarse un arma de doble filo.

Etiquetas