Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI BM ARAGÓN

Pilotes Posada y CAI Aragón firman tablas (29-29) en su trámite final

El último partido de la temporada liguera de balonmano era intrascendente para los dos conjuntos que se enfrentaron con tranquilidad en la cancha del Pilotes Posada Octavio. El CAI Balonmano Aragón comenzó bien, pero el encuentro se igualó en los últimos minutos y fue entonces cuando brillaron destellos de intensidad en la cancha.

Pilotes Posada Octavio y CAI Balonmano Aragón se repartieron los puntos (29-29) en el último partido de la temporada, intrascendente para ambos conjuntos al estar sus objetivos ya cubiertos, en un partido de ritmo bajo que sólo revivió en los últimos minutos cuando el marcador era incierto.

Los zaragozanos entraron mucho mejor en el partido, especialmente en ataque, y gracias a eso consiguieron ponerse rápidamente en ventaja, hasta llegar al ecuador del primer tiempo cinco goles arriba. El Octavio no encontraba el camino para llegar hasta la meta de Lapajne hasta los segundos quince minutos,en los que cambiaron las tornas y los locales pudieron limar diferencias muy poco a poco, ayudados también en la figura de un Xavi Díaz cuya figura empezaba a crecer en la meta local. De ese modo, los de Vigo lograron llegar al descanso a tan sólo dos goles del CAI.

La segunda mitad comenzó del mismo modo que la primera, es decir, con los aragoneses mandando con autoridad y sacando contragolpes que dejaron tocado a su rival. Sin embargo, el guión del primer tiempo se volvió a repetir a partir del minuto 10, con un Díaz enorme en la meta viguesa y el ataque rojillo anotando a buen ritmo liderado por Uros Mitrovic. Las tornas volvieron a girar y los vigueses consiguieron nivelar el marcador en 20 tantos al filo del minuto 14. Hizo falta el empate para que llegase una nueva reacción maña, gracias a dos dianas de Sorli y Sorrentino.

Definitivamente, el choque se convirtió en un correcalles con varias igualadas más (a 23, en el min.19, a 24 en el minuto 21 y a 25 goles en el 23), aunque siempre con el equipo maño llevando la iniciativa y los gallegos a remolque.

La dinámica del choque se rompió con un lanzamiento de cintura de Prce que sorprendió a Lapajne y puso por delante a los vigueses por primera vez en el choque (27-26, min. 55). Dos lanzamientos al palo por equipo, de Cartón y Mitrovic, elevaron la tensión en el pabellón y la dureza de ambos conjuntos, que hasta entonces se habían tratado con la indulgencia propia de un partido sin objetivos a la vista.

El acierto en ataque de Nicola Prce mantuvo por delante a los locales, a pesar del acoso local, y el partido enfrentó su último minuto con la ventaja mínima para el Octavio (29-28) y balón para los locales. Sin embargo, una pérdida de balón originó el ataque en ocho segundos del CAI y el gol de Antonio Cartón, que configuró el empate final en el marcador.

Etiquetas