Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CICLISMO

Pedaladas en italiano

El ciclista aragonés Ángel Vicioso viaja el próximo jueves a Argentina, en donde tiene previsto disputar el Tour de San Luis. Será su estreno deportivo con la formación italiana Androni Giocattoli.

El del triunfo, un gesto natural del aragonés Ángel Vicioso.
Pedaladas en italiano
ALBERTO MORANTE/EFE

El ciclista Ángel Vicioso, el único profesional aragonés en el pelotón internacional, viaja este jueves a Argentina para participar en el Tour de San Luis, la prueba con la que inicia la temporada y que supondrá el estreno en su nueva formación, el Androni Giocattoli, en la que recala tras su salida del Andalucía-Cajasur. La prueba se desarrolla entre el 17 y el 23 de enero en tierras argentinas.

La carrera es el punto de arranque de la temporada de un todoterreno del pelotón ciclista que inicia su decimotercera campaña en la primera línea del pelotón internacional. El aragonés acaba de iniciar una nueva aventura deportiva al fichar por el italiano Androni Giocattoli, que le garantiza un completo calendario en tierras transalpinas y la presencia en buena parte de las clásicas y pequeñas vueltas en las que el de Alhama de Aragón es un especialista.

"Estoy con muchas ganas de empezar -explica Vicioso- y yo creo que llego más fuerte que otros años. De todas formas, nunca voy a estar a tope a estas alturas, sobre todo, por el tiempo que hace en nuestra tierra".

El aragonés conoce las primeras pinceladas de su calendario: San Luis y, a continuación, ya en Italia, una cita en Calabria. Aunque el fichaje por los italianos abre a Vicioso un abanico de grandes citas, todas apetecidas para el ciclista aragonés: Tirreno-Adriático, Milán-San Remo y, sobre todo, el Giro de Italia.

"Es un proyecto muy atractivo -explica el de Alhama-, con muchas aspiraciones". Como primer reto, lograr el triunfo por equipos en el Tour de San Luis.

Hasta el momento, ha desarrollado dos concentraciones con su nueva escuadra: en Ancona en diciembre y la de principio del curso deportivo, en Cecenático, en el territorio del carismático -y llorado- Marco Pantani. Y Ángel Vicioso también tiene unas inquietudes personales: cuanto antes, fortalecer su italiano. "No he tenido problemas con el idioma; lo entiendo todo y los directores también se manejan en español. Pero es verdad que cuando estamos relajados y los corredores hablan entre ellos, me cuesta un poco seguirles. Quiere aprender un poco más".

El desembarco de Ángel Vicioso en el Androni Giocattoli devuelve al aragonés a pruebas de primer nivel, empezando por el Giro de Italia, que es donde el zaragozano comenzó a adquirir fama singular. Allí, en una etapa con final en Brescia, se impuso en un sprint impecable a una retahíla de velocistas italianos. Aquello no cuadró a los jueces, que lo descalificaron en una decisión que nadie comprendió. Al día siguiente, el pelotón entero homenajeó al entonces ciclista del Kelme en la línea de salida.

Recala Vicioso en el Androni Giocattoli tras su periplo por el Andalucía-Cajasur, a donde llegó, a su vez, procedente del portugués LA Aluminios-MSS. En ninguno de los equipos ha dejado de ganar: el de Alhama es una garantía de triunfo, lo que refuerza su prestigio deportivo. Y a su punta de velocidad añade la experiencia: tras su despegue en el Kelme y su paso por la ONCE y el Liberty Seguros de Manolo Saiz, Vicioso se estableció en el aragonés Relax. Es un clásico del pelotón que abre ilusionado las puertas a una nueva aventura deportiva.

Y no descarta dejarse ver en casa, en España. La firma que patrocina el equipo, Androni Giocattoli, tiene el interés de dejarse ver en territorio español. Y, sin duda, el equipo ciclista es la mejor tarjeta de presentación. Así que Vicioso confía en poder correr en España. Aunque, de momento, su primer reto está en Argentina.

Etiquetas