Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

MONTAÑISMO

Pauner ataca el Lhotse

El jaqués y el zaragozano Javier Pérez esperan hollar la cuarta montaña más alta del mundo (8.516 metros), el próximo miércoles

Tras la gloria del Dhaulagiri llega otro gigante nepalí, el Lhotse. Carlos Pauner va camino de su noveno techo del planeta -dentro del "Proyecto 8.000" que patrocina el Gobierno de Aragón-, mientras que Javier Pérez aspira a culminar su primer pico de esta altura. Los dos himalayistas de Montañeros de Aragón ya han puesto fecha para su más inmediata gesta: el próximo miércoles esperan estar en la cima de la cuarta montaña más alta del mundo (8.516 metros).

Pauner y Pérez parten hoy del Campo Base, adonde llegaron el pasado jueves, con el fin de realizar su primer y único ataque al Lhotse. Los dos alpinistas permanecieron la semana pasada en Katmandú, arreglando los permisos, y el miércoles cogieron un vuelo que les trasladó a Luckla, puerta de entrada del valle del Khumbu. Desde allí tomaron un helicóptero que les trasladó hasta Lobuche, a 4.900 metros de altura, que se combinó con una marcha de aproximación al Campo Base (5.400 metros).

Los partes meteorológicos predicen una ventana de buen tiempo para los próximos días, entre el 18 y 22. Antes estas noticias, los dos deportistas decidieron acelerar la ofensiva al Lhotse. Pauner y Pérez tienen previsto subir hoy de un tirón hasta el Campo II (6.500 metros), donde pasarán la noche. Mañana saldrán hacia el Campo III (7.500 m.). Este trayecto es el mismo que se utiliza para encadenar el Everest, primer objetivo del jaqués. Aunque al Lhotse se toma el camino de la derecha, donde se instalará el último Campo, el 4 (7.900), y harán la últim pernoctación. Al día siguiente, si todo sale como planean y el tiempo aguanta, subirán por un corredor que irá estrechando, e inclinando, con veinte últimos metros de subida por un terreno rocoso y bastante vertical, hasta hollar el Lhotse.

El GMAM de Jaca busca la cima

También se encuentran en plena ascensión al Lhotse los componentes del Grupo Militar de Alta Montaña, que partió de España el pasado 7 de abril y que hasta el 8 de mayo han tenido limitado el movimiento por las autoridades del Nepal a 6.400 metros de altura del Campo II hasta que la llama olímpica alcanzó la cima del Everest. Se han formado dos grupos, de forma que cuando uno realice el ataque definitivo a la cumbre el otro esté en el Campo IV como apoyo y preparado para realizar otro asalto si fuera necesario.

Etiquetas