Deportes
Suscríbete

MOTOCICLISMO

Palabra de campeón

Jorge Lorenzo rueda en Motorland y se deshace en elogios con el circuito turolense. Anima a los aficionados a acudir al Gran Premio de Aragón.

Jorge Lorenzo se refresca tras atender a los medios de comunicación en Motorland.
Palabra de campeón
OLIVER DUCH

La vida de Jorge Lorenzo es frentética. Aviones, hoteles y múltiples actos componen su día a día. Ayer 'aterrizó' en Motorland a bordo de una furgoneta con el objetivo de conocer de primera mano el circuito turolense. El Gran Premio de Aragón está a la vuelta de la esquina, el próximo 19 de septiembre, y el mallorquín ansía no dejar ningún detalle en el aire.

Dio varias vueltas al trazado a los mandos de una Yamaha YZR R 1, un modelo 'de calle', pues no le está permitido hacerlo con una oficial. Tras las pruebas, accedió al paddock muy sonriente y su veredicto fue muy positivo: "Es un circuito muy divertido, con curvas muy diferentes. Por ejemplo, las dos primeras curvas se parecen mucho a las de Turquía. Hay otra parecida a Misano. También hay muchas subidas y bajadas. Es un circuito de estilo moderno. En general, me ha causado una muy buena impresión y estoy deseando competir aquí".

Lorenzo se mostró entusiasmado con Motorland, la mejor promoción posible: "Me habían dicho que está situado en una zona bastante seca y que tiene muchas instalaciones aparte del propio circuito de asfalto: motocross, track, karting... Es un complejo muy amplio con diversas posibilidades. Es algo muy grande para Aragón. Este año será la inauguración del circuito internacionalmente. Espero que toda la gente de la zona o de sus cercanías venga a la carrera y anime a los pilotos españoles".

¿Será el GP de Aragón flor de un día o se perpetuará en el calendario internacional? Ahí no se mostró tan tajante: "Nunca se sabe. Podría suceder que a otro circuito le pasara lo mismo que a Hungría esta temporada. Motorland está preparado para acoger otro año más un Gran Premio si es preciso".

La visita de Lorenzo se produce en el momento más brillante de su carrera, con un liderato casi abusivo en MotoGP, con 77 puntos de ventaja sobre el segundo, Dani Pedrosa. A falta de ocho citas, la corona de la máxima categoría está en su manos. Su receta no admite confianzas: "Fácil nunca es. Si te relajas en este campeonato, terminas más atrás del décimo puesto. Estamos hablando de los mejores pilotos del planeta. Hay que seguir apretando con confianza y concentración. No podemos cometer errores. La línea que estamos siguiendo es la correcta. Si seguimos terminando en el podio, al final seguro que podemos celebrar algo grande".

Sin duda, un triunfo en tierras aragonesas le situaría a escasos pasitos de la cima definitiva. ¿Regalaría a los aficionados una de sus celebraciones? "Si sale una idea diferente e ingeniosa, se hace. Si no, se planta la bandera de Lorenzo's Land. Para Motorland no tengo nada pensado de momento". Habrá que esperar lo mejor de su ingenio o del de sus amigos.

El cava y los abrazos conforman la cotidianidad del motociclismo español en las tres categorías. Una gozosa realidad que Lorenzo celebra: "Es algo que tenemos que disfrutar. Tal vez dentro de unos años no será así, no será tan bestia. En 125cc copamos los puestos del podio. En Moto2 Toni Elías lo está bordando. En MotoGP somos primeros y segundos. Es un momento glorioso gracias a la ayuda de la Federación Española, que ha hecho un gran trabajo durante la última década. Los demás países son los que tienen que coger ejemplo de nosotros y eso es motivo de orgullo".

Etiquetas