Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

Ojo con los chavales

El CAI visita esta noche (21.00) al filial del Unicaja, un equipo muy joven (una media de 20 años) que juega con gran desparpajo. Los de Abós buscan, sin Barlow ni Guerra, su primer triunfo a domicilio de la campaña.

Esta temporada el CAI Zaragoza puede tener problemas con tres tipos de rivales. Por un lado están las buenas y experimentadas plantillas que aspiran al ascenso, tales como ViveMenorca o Melilla. Por otro, aquellos conjuntos aguerridos con incómodas canchas, como podría ser La Laguna. Y por último están los equipos jóvenes, los que no tienen miedo a nada, aquellos que los forman promesas del baloncesto español con hambre de triunfos y de progresar en este deporte. Uno de esos adversarios es el de esta noche, el Clínicas Rincón Axarquía, o lo que es lo mismo, el filial del Unicaja. Sin Barlow ni Guerra, aunque con el capitán Lescano, el cuadro zaragozano se planta hoy en tierras andaluzas para lograr su primer triunfo a domicilio. Pero nadie puede confiarse. Y si no repasen el video del encuentro en Lugo. Y menos ante un rival tan joven, cuya media de edad es de 20 años. Así que, cuidado con los chavales.

El potencial rojillo es tremendamente superior al de los malagueños, aún por formar. Pero esa evidente ventaja se puede igualar sobre la cancha si la concentración y la intensidad no son las adecuadas. El propio Abós confía en haber aprendido la lección del primer desplazamiento. Esa es la clave: saltar a la pista del Rincón de la Victoria a ganar, sin miramientos, sin relajación y tratando de mantener el nivel durante los 40 minutos de juego.

El CAI se topa ante uno de los pocos oponentes que le puede mantener un ritmo elevado de juego, dada la juventud de la plantilla de Paco Aurioles. Pero lo importante no es jugar a gran velocidad sino hacerlo con criterio y ahí es donde los zaragozanos pueden imponerse. Porque los ‘cachorros’ del Unicaja se mueven con rapidez, pero su gran desparpajo les lleva en ocasiones a jugar de una manera alocada, es decir, un arma de doble filo que cae de un lado o del otro dependiendo del acierto.

De ahí que una vez más la defensa resulte vital. La agresividad atrás de los aragoneses ya fue fundamental en sus dos triunfos, en los que dejaron al rival por debajo de 60 puntos, lo que les lleva a ser la mejor defensa de la LEB por el momento. Y si desean sumar su primera alegría lejos de Zaragoza tendrán que seguir siéndolo para frenar la ‘electricidad’ de exteriores como Miki Servera (internacional sub 18), Movilla o Zamora -máximo anotador de los ‘axárquicos’-. Además, en una zona de la cancha en la que Quinteros y Lescano tendrán poco recambio con Robles, Arruti y el joven Marín, que viaja por primera vez con los ‘mayores’.

Pero quizá los duelos más interesantes y más desequilibrantes del choque se vivirán en la pintura. El Clínicas Rincón cuenta con interiores peligrosos. El joven Lima (quien ya ha debutado en la ACB con el Unicaja) acapara la mayoría de los puntos y rebotes del grupo, mientras que el gigantón Sinanovic, que sonó este verano para el CAI, les aporta una gran solidez e intimidación bajo los aros. Allí se toparán con los Kiefer, Phillip, Elonu y Martín.

Abós habló ayer mismo de esos emparejamientos: “Sinanovic y Lima son dos buenos jugadores, pero nosotros tenemos armas con hombres físicamente más fuertes que ellos. Aunque Sinanovic es muy alto, eso tiene ventajas e inconvenientes porque se tiene que adaptar al juego del equipo y le va a costar porque es un juego rápido y él no es tan rápido”.

 

Desconocidos que darán guerra

Quizá los nombres de Díaz, Lorenzo, Fuentes, Cobos y demás no digan nada, pero aspiran a ser reconocidos en un futuro y por eso la plantilla andaluza promete dar guerra. Su técnico así lo dijo: “Nos enfrentamos a un club, a una plantilla y a una estructura de nivel medio-alto de la ACB, pero está en la LEB Oro, así que tendrá que amoldarse a equipos como el nuestro. Se lo pondremos difícil”.

Eso será decisivo, el no menospreciar a un rival desconocido, pero que ya ganó al Tenerife en su debut como local. El CAI no debe despistarse y si afronta el choque con ambición podrá sumar por fin a domicilio, algo imprescindible para optar a ser el primero de la clase.


Etiquetas