Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

"Nosotros no debemos dudar del entrenador"

Edmilson aborda la relación entre la plantilla y José Aurelio Gay. El brasileño pide autocrítica a todas las partes.

Edmilson pugna con Marco Pérez en la sesión de entrenamiento de ayer.
"Nosotros no debemos dudar del entrenador"
TONI GALáN/A PHOTO AGENCY

José Edmilson, hombre veterano y curtido, sabe de lo que habla cuando se enfrenta a la radiografía de un vestuario o de una crisis. En su etapa final en el Barça, fue él quien lanzó la alarma sobre la repentina degeneración del equipo que poco antes, y de la mano de Rijkaard, Deco, Ronaldinho y Eto'o, había conquistado la Copa de Europa al Arsenal. Sus palabras dieron lugar al comentario de las "ovejas negras" de la plantilla blaugrana y confirmaron las sospechas sobre un grupo desmotivado y en decadencia. Ayer, Edmilson cogió el micrófono y trató el estado del Real Zaragoza. Evitó los mensajes rotundos, aunque sí lanzó apuntes de interés, todos en torno a la relación de la plantilla con Aurelio Gay. "Si hay dudas sobre las charlas, la motivación o los planteamientos del entrenador, no hay que salir a contarlo. Antes de apuntar a nadie, yo trato de dar un poquito más. Primero me miro a mí mismo y luego intento trabajar más. Todos lo debemos hacer, los jugadores, los técnicos y los directivos. También el técnico debe hacer autocrítica si se equivoca en un planteamiento, pero no hay que dudar de él", explicó el futbolista brasileño.

Cuando esa incertidumbre surge entre los propios jugadores, Edmilson recomienda lo siguiente: "Si hay dudas, la directiva lo sabe. Entonces, lo cambia o lo deja hasta el final de temporada. Pero nunca los jugadores debemos cuestionar si un planteamiento está mal o bien. Eso ya lo sabe la directiva y si lo ve, lo cambiará. Nosotros no podemos venir y decírselo a la prensa o a la gente".

Edmilson también alertó de la gravedad de la situación: "Es crítica. Pero solo los jugadores podemos sacarla adelante. Cuando no se gana, la motivación no es la misma, pero yo no voy a dejar la 'barca'. Al contrario. Voy a seguir trabajando, y esa misma mentalidad comparten mis compañeros y el entrenador. Estamos convencidos de que vamos a salir de esta situación".

¿Dónde brotaron los problemas? La reflexión de Edmilson es transparente: "Hicimos un buen trabajo de pretemporada y comenzamos bien la Liga. Pero después del partido contra el Málaga todo cambió. El trabajo del verano se fue y la ilusión se puso bajo signo de interrogación. Ahora, debemos tener ánimo y sacar la situación adelante porque aún quedan muchos partidos".

El calendario no invita a la esperanza y lo primero que se viene encima es el Barça, el antiguo equipo de Edmilson. Pese a la descomunal dificultad del partido, el futbolista brasileño abre una ventanita a la sorpresa: "En el fútbol no hay imposibles. Si ganamos, habremos ganado al Barça, y si eso ocurre la gente cambiará de forma de pensar. No le debemos tener miedo al rival, sino salir con ganas, tocar la pelota y disfrutar. ¿El empate? Tal y como está nuestra situación, sería bueno".

Etiquetas