Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

TENIS

Nadal quiere despejar dudas

Tras las derrotas de Verdasco, Robredo y Almagro, el número uno del mundo es la principal esperanza de los españoles.

Rafa Nadal, durante un partido del Open de Australia.
Nadal quiere despejar dudas
BARBARA WALTON/EFE

España tuvo ayer su día negro en el Abierto de tenis de Australia, donde hoy (9.30, hora española) reaparecerá un Rafael Nadal inquieto por un cuerpo y un tenis que no terminan de funcionar como él espera.

Fue nada menos que el suizo Roger Federer quien cerró la sucesión de derrotas españolas ganando a Tommy Robredo, a las que se le sumaron los problemas físicos de Fernando Verdasco. Almagro no pudo hacer nada ante el serbio Novak Djokovic.

Federer, número dos del mundo, batió a Tommy Robredo (6-3, 3-6, 6-3 y 6-2) en un entretenido e intenso partido. La caída de Robredo fue la tercera entrega de una serie de tropiezos que incluyó a Verdasco y Almagro. El primero, número nueve del mundo, fue sometido por un Tomas Berdych en estado de gracia. El checo, número seis del mundo, se impuso por 6-4, 6-2 y 6-3 y se medirá en cuartos al serbio Novak Djokovic, que eliminó a Almagro (6-3, 6-4 y 6-0).

Berdych y Verdasco jugaron un partido a pura potencia, pero la contundencia de los golpes del checo marcaron la diferencia, más allá de los problemas físicos del español. "Fue un día horrible para mí", admitió Verdasco tras el partido. "Tengo un hueso roto con una zona desprendida en el pie", explicó el español. "No quiero quitar ese hueso pequeño, porque operarme significaría estar muchas semanas sin jugar".

Mientras, Federer fue generoso en el elogio a Robredo, que durante un rato le hizo sufrir. "Me hizo el trabajo muy duro, tuve que hacer un gran esfuerzo de piernas, pero estoy muy feliz de estar en cuartos", dijo el ex número uno.

Un rato antes, Djokovic, número tres del mundo, había sido imparable. En un domingo a pleno sol, con miles de personas celebrando el 'Australia Day' con el tenis como excusa, Djokovic agigantó su imagen de candidato a hacer cosas grandes en el primer Grand Slam de la temporada.

Nadal, contra Marin Cilic

No lejos de allí, Nadal preparaba su partido de hoy ante el croata Marin Cilic. Bajo la mirada vigilante de su tío Toni, Nadal siguió sudando a mares, algo que lo tiene preocupado y para lo que no encuentra respuesta. ¿Son secuelas de la gripe? ¿Es el nuevo modelo de camiseta? Mientras Nadal busca su camino, Toni mira al futuro con cierta humildad.

"Creo que es el último año que va a pasar esto", dijo sobre el monopolio de grandes triunfos que detentan Nadal y Federer. Además, su tío le quitó algo de presión. "El favorito es Federer. Es más probable que Rafa pierda antes de tiempo que ver a Roger en esa situación", graficó Nadal. "Eso sí, si ambos llegan a la final, ya no sé...". El otro español aún vivo en el torneo, David Ferrer, se enfrentará a la promesa canadiense Milos Raonic.

Etiquetas