Despliega el menú
Deportes

CAI BALONCESTO

Nacionales comprometidos

El CAI presentó ayer a Pedro Rivero y Álex Urtasun, quienes aceptan ilusionados el reto del ascenso

De izquierda a derecha, Pedro Rivero, Willy Villar y Alex Urtasun unen sus manos en la presentación de los dos jugadores rojillos.
Nacionales comprometidos
CARLOS MONCÍN

"Son dos jugadores que responden a las señas de identidad de este proyecto". Con esas palabras presentaba el director deportivo del CAI Zaragoza, Willy Villar, a sus dos primeros fichajes, Pedro Rivero y Álex Urtasun. Ambos formarán parte del bloque de jugadores nacionales que están llamados a tirar del carro, a abanderar el compromiso del grupo y a asumir que el único objetivo es el ascenso. Tanto el base segoviano como el escolta navarro ya lo demostraron ayer en su primer acto como rojillos en el pabellón Príncipe Felipe.

 

Su experiencia y su bagaje tanto en la LEB como en la ACB también fue destacado por Villar al presentar a ambos, pero, sobre todo, incidió en que "independientemente del rendimiento van a ser dos jugadores que no tenemos dudas que van a ser comprometidos y que responden a las señas de identidad de este proyecto. Estamos contentos de tenerlos con nosotros".

 

Rivero llegó solo, mientras que Urtasun viajó a Zaragoza acompañado de su hermano Txemi, quien ya vistió la elástica aragonesa. Pero ambos tienen muy claro a lo que vienen al CAI, a alcanzar un ascenso que no les presiona lo más mínimo.

 

El base, en sus primeras palabras reconoció que por fin podrá disfrutar como local en un pabellón al que "es complicado venir a jugar. Aquí se hace difícil para el visitante porque la gente aprieta mucho e impresiona. Me apetece mucho tener esa afición con nosotros. Me parece ilusionante y tengo bastantes ganas".

 

A Rivero esa obligación de subir a la ACB no le pilla de nuevas: "Esa presión se convierte en que el club trae buenos jugadores y es más fácil estar ahí arriba. Es mejor pelear por ello que no pelear por nada". Y para ascender entiende que "se necesitan diez u once jugadores y tener muchísima rotación porque la liga es muy larga y competitiva. Es verdad que se suele empezar por los bases y tiene responsabilidad, pero para subir se necesitan dos que puedan estar ahí, que tengan cierto nivel".

 

El segoviano concluyó explicando que lo que busca el CAI es "crear un buen grupo, un buen ambiente de trabajo y eso es lo que funciona".

Al otro lado de Villar, Álex Urtasun aseguraba que podía "hacer muchas cosas" y no solo tirar de tres o defender. El navarro insistió en que la presión "también es una motivación. Eso hace que el club busque lo mejor. Estamos dispuestos a ascender, sabemos cuál es el reto y queremos que empiece todo ya".

 

Urtasun se llevó una desagradable sorpresa al comprobar que su amigo Arteaga ya no estaría en el CAI: "Era importante que él estuviese aquí para integrarme en el club, en la ciudad, y es un palo pero estoy acostumbrado a llegar equipos sin conocer a nadie".

Etiquetas