Despliega el menú
Deportes

HERALDO ABIERTO

"Ir a un Mundial es una fiesta"

Francisco Aranda, zaragozano de 34 años, narra su experiencia siguiendo a la Roja.

Francisco Aranda, comercial de 34 años, puede presumir de haber visto jugar a la selección española en directo en la Eurocopa de Portugal 2004 y en el Mundial de Alemania de 2006. Y las dos veces, además, invitado en la zona VIP. "Me gusta el fútbol y me gusta viajar. Poder ir a un Mundial o una Eurocopa es una experiencia fantástica", asegura. Es abonado del Zaragoza desde hace muchos años y se considera muy "futbolero".

Francisco, casado y con un niño de un año, viajó a Portugal y Alemania gracias a su trabajo. "En 2006 trabajaba en Memory Set, un mayorista de informática, que tenía relación con BNQ, una de las empresas patrocinadoras de la Eurocopa. El patrocinador nos invitó a unas 15 personas de distintos puntos de España. De Zaragoza fuimos tres".

En Lisboa les trataron "a cuerpo de rey". Les organizaron una visita turística por la ciudad (Belem, la Expo, el centro histórico, el puente 25 de abril sobre el Tajo?) y fueron a ver el partido de octavos de final entre la selección anfitriona y España. Ganó Portugal 1-0, con gol de Nuno Gomes. Cristiano Ronaldo ya fue titular en aquella selección.

"Vimos el partido en un palco VIP. ¡Había un ambientazo! Nos hicimos fotos con mucha gente: con Garzón, con Eusebio? En la zona VIP había tanta animación que la gente ni se enteraba de cómo iba el partido", recuerda.

Era la primera vez que iba a una Eurocopa y la primera que visitaba Portugal. "Me gustó tanto que al mes siguiente volví de vacaciones con mi novia. Estuvimos en Lisboa y recorrimos el sur del país. Después he vuelto más veces. Soy un enamorado de Portugal", afirma.

Y dos años más tarde, Francisco, que había cambiado de empresa, volvió a recibir otra invitación. "Trabajaba en Scaty Labs, una empresa de videovigilancia. Un fabricante alemán nos invitó a los directores comerciales al Mundial de Alemania. España jugaba la fase de clasificación en Kaiserlautern. En esta ciudad he estado varias veces por trabajo", cuenta.

Francisco y otro grupo de españoles vieron el partido España-Arabia Saudí, que ganó nuestra selección 1-0, con gol de Juanito. "Fue un partido soso, porque España ya estaba clasificada y no se jugaba nada. Lo bueno fue la fiesta en la zona VIP y la fiesta después del partido en las calles de Kaiserlautern. Tras el partido quedé con mis amigos, que no habían podido acceder al estadio", recuerda.

España cayó después en octavos de final con Francia, pero Francisco guarda muy buen recuerdo de aquellos días en Kaiserlautern. "El ambiente en un Mundial o una Eurocopa es espectacular, una gran fiesta, todos animando con camisetas rojas y banderas. Hasta el coche de alquiler que cogí era rojo", apunta.

Este año, no tiene planes para ir a Sudáfrica. "Me encantaría, pero como no me toque en algún sorteo... Este año, España es favorita", asegura convencido.

Etiquetas