Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

MOTOR

Motorland aprueba otro test

El campeoanto Castellano-Manchego de velocidad se cerró con aragoneses en el cajón

Los pilotos aragoneses que compitieron ayer en Motorland posan en la línea de salida.
Motorland aprueba otro test
motorland

El circuito de velocidad de Motorland vivió este fin de semana su primera cita motociclista con la celebración del Campeonato Castellano-Manchego de velocidad. Más de 150 motos rodaron por el trazado alcañizano. Pilotos veteranos y júnior, con currículo internacional a sus espaldas o sin él, compitieron en dos jornadas inolvidables. Entre los aragoneses, Óscar Ibáñez acabó segundo y Raúl Navarro, cuarto, en Supersport. Pedro Rodríguez y Santos Berné finalizaron primero y tercero en Fórmula 125.

 

En el Castellano-Manchego, la carrera más espectacular, en la que se midieron motos de 1.000 cc fue la última en disputarse. La prueba de Extreme dilucidaba al campeón de la categoría, pero dos outsiders lideraron la prueba. El ex piloto del mundial de 250 cc y SuperBikes, Ismael Bonilla, había sentenciado la categoría de Supersport en carreras anteriores y ayer probó en Extreme en MotorLand. La prueba ha resultado un éxito ganó la carrera seguido por el aragonés Óscar Ibáñez, vigente ganador de la Michelin Cup, que finalizó segundo. Javier Valera fue tercero. Nuno Rego cruzó la meta en séptima posición y consiguió así defender el título ante Domingo Martínez que no pudo adelantarle en la general.

 

Antes de la prueba de Extreme, féminas y motos de 600 cc habían volado sobre la pista. En Supersport, el subcampeón de la categoría, David Palao, se llevó la carrera. Carlos García y Unai Fernández le siguieron en la clasificación. El aragonés Raúl Navarro finalizó cuarto. En la prueba de mujeres, la aplastante líder del campeonato, Ana Belén Mulero, se impuso en la carrera y sacó 30 segundos a la segunda Noelia Lorenzo. Mulero, también participó finalizó en novena posición en Supersport.

 

Dos categorías combatieron en la carrera de 125 cc. En 125 GP no hubo color, y el claro dominador del fin de semana, Julián Miralles, se llevó el triunfo. Por contra, en Fórmula 125, competición valedera para el Castellano-Manchego, los aragoneses Pedro Rodríguez y Santos Berné obtuvieron la primera y tercera posición, respectivamente.

 

Por último, los pilotos con licencia júnior ofrecieron en categoría Promoción un divertido espectáculo. En la subdivisión de Extreme, Javier Suárez resultó vencedor, relegando al líder de la clasificación castellano-manchega, Ángel López, a la segunda posición. En Supersport, Sergio Ortega dominó el fin de semana. Hernández y Del Valle le acompañaron en el podio. En carrera, López superó a Suárez pese a correr con una 600 cc (en la competición Extreme corren motos de 1.000 cc).

 

Ahora, el circuito albergará el próximo fin de semana, puente del Pilar, tandas de coches y motos, para encarar el 17 de octubre las Pirelli Superstock Series. La gran inauguración internacional del circuito tendrá lugar el 24 y 25 de octubre. Las World Series by Renault serán de entrada gratuita al público y presentarán mundialmente un trazado de última generación apto para coches y motos.

Etiquetas