Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

Mil abonos para ser la afición más numerosa

El Príncipe Felipe será con toda seguridad uno de los "tendidos" más ilustres de toda la ACB. Lo será, al menos, por su afición. Mientras el equipo va rodando tras sus primeros amistosos en Reus y Guadalajara, el graderío aragonés no necesita pruebas para volver a demostrar su eficacia. Tras las cerca de 9.000 renovaciones, el club pondrá a partir de hoy a la venta los últimos 1.100 abonos.

Si logra venderlos, algo más que previsible, el club lanzará un buen órdago en su primer año en la elite del baloncesto español. Un órdago que tendrá la voz de las 10.100 gargantas de los abonados rojillos. Será una buena muestra del apoyo y la masa social que se encuentra detrás de una entidad joven.

Desde esta mañana, en los cajeros de la Caja Inmaculada se pueden adquirir las localidades -desde 135 a 315 euros- y presentando el resguardo y el DNI, se podrá recoger el abono desde el 15 al 24 de septiembre en las taquillas del Príncipe Felipe. Entre otras cosas, la directiva ha negociado con los patrocinadores para que renunciasen a parte de sus abonos. Además, desde hoy, el público general, así como los nuevos abonados, podrán hacerse con su entrada para la Supercopa que se celebrará el día 26 y 27 de septiembre, que incluye las semifinales, la final y los concursos de mates y triples.

Pero no quedan aquí las cifras, los números y los asientos, porque los seguidores del equipo entrenado por Curro Segura serán los más numerosos de la ACB. Un total de 10.100 socios para situarse por encima de algunas de las más fieles parroquias de la élite del baloncesto español, como son la de Unicaja (9.600 abonados) o la del Tau Cerámica (7.500 abonados).

No quedará tan lejos el récord histórico, como a priori puede parecer, del Estudiantes, que logró captar a 12.300 seguidores en la temporada 2003-2004. Eran buenos tiempos para el equipo a las órdenes de Pepu Hernández, participaba en la Copa ULEB y compartía el pabellón de Vistalegre con el Real Madrid y disponía de un aforo de más de 13.500 personas.

El Príncipe Felipe cuenta con un aforo de 10.600 sillas, a las que hay que restar cerca de un centenar de butacas que suman entre el palco y la tribuna de prensa. Teniendo en cuenta el cupo de entradas que impuesto para dejar a disposición del rival, en el caso de Zaragoza unas 500, las cuentas cuadran y dan precisamente 10.100 asientos que serán exclusivamente dominio de los abonados. Un logro que no está al alcance de muchos y que solo lo han logrado equipos como el iurbentia Bilbao Basket. Aun así, los que no quieran o no puedan hacerse con un pase de temporada, podrán intentar 'pescar' alguna de las entradas de las que no hacen uso los equipos visitantes.

Sea el Real Madrid, sea el Joventut o el Tau Cerámica el equipo venga a intentar torear a la plaza del CAI, las ventanillas del pabellón aragonés colgarán eso de "No hay billetes" en más de una jornada de esta temporada.

Etiquetas