Despliega el menú
Deportes

WATERPOLO

Mataró, el rival más asequible

El Pla-Za se mide al conjunto catalán en cuartos de la Copa del Rey, sorteada ayer

El Pla-Za apostaba por el rival más "asequible" de los siete que podían tocarle en suerte y se llevó el premio. El Mataró será el contrincante del conjunto aragonés en los cuartos de final de la XXII Copa del Rey de waterpolo, que se celebrará del 1 al 3 de febrero en la piscina del Parque Deportivo Ebro de Zaragoza, según deparó el sorteo que se celebró ayer en el Salón de Recepciones del Ayuntamiento de la capital. El partido se disputará a las 20.40 y cerrará la primera jornada de la competición que abrirá un interesante duelo entre el vigente campeón, el Barceloneta del zaragozano Santi Fernández, y el Alcorcón Arena (16.00). El programa se completa con los encuentros Terrassa-Sabadell (17.30) y Sant Andreu-Barcelona (20.30). Y entre los miembros del club anfitrión, caras de satisfacción. "A priori, el Mataró era, junto con nosotros, el conjunto más asequible del sorteo. No va a ser fácil, pero tenemos nuestras opciones de ganar", valoraba el técnico del Pla-Za, Ignacio Lobera, nada más conocer la suerte de su equipo, que cumple su quinta participación en el torneo del K.O. Nunca ha pasado de cuartos. Llegar a semifinales sería un histórico éxito.

Los sorteos de Copa generan un punto de controversia. El azar es caprichoso, pero, a veces, los singulares cruces invitan a qué pensar (el año pasado, los cuatro equipos catalanes se encararon con los cuatro 'foráneos'. ¿Casualidad?). Que el Mataró era el deseado, era un secreto a voces. Y la fortuna quiso asociarlo con el Pla-Za. Este tipo de actos sirven para reunir a un sin fin de personas que gustan aparecer en el apartado "asistieron a la presentación...". El amplísimo Salón de Recepciones del consistorio recibió a la nutrida comitiva encabezada por el concejal de Deportes, Manuel Blasco (su departamento y el del mismo contenido del Gobierno de Aragón son los encargados de ayudar económicamente a la entidad organizadora, WP Zaragoza), que se congratuló de que la ciudad acoja, por segunda vez (la primera, en 2001), "una competición de semejante trascendencia".

El acto, frío y un tanto caótico, reunió, además, al presidente de la Asociación de Clubes de Waterpolo (WPA), Sito Cánovas; al representante de la división de waterpolo de la Federación Española de Natación, Gaspar Ventura; al máximo responsable de la Territorial y también vicepresidente de la RFEN, Ricardo Clemente, y al Pla-Za al completo, directiva, jugadores y cuerpo técnico. El club que dirige José Pajares ha depositado en la empresa ABC Stadium el peso organizativo y su gerente, José María Escribano, fue el encargado de conducir la ceremonia. No hubo bolas; sí ocho papeles blancos con los nombres impresos de los ocho equipos protagonistas. En la mesa, una copa de cristal donde Escribano fue depositando uno por uno cada trozo, con un doble pliegue. El primero en dejar fue el Barcelona; detrás, Barceloneta, Alcorcón, Sant Andreu, Terrassa, Sabadell, Pla-Za y Mataró. Escribano metió la mano derecha en la copa, removió levemente los papeles y se apresuró a coger uno. "¡Pla-Za!", anunció. Sin descanso, fue a por el segundo que se lo cedió a Manuel Blasco: "Mataró". Los dos últimos en entrar en el recipiente fueron los primeros en salir. En la sala, los jugadores se miraban unos a otros. Sonrisas.

"En los dos encuentros que hemos jugado contra el Mataró siempre hemos tenido cerca el triunfo (8-7 y 10-12). Hay que mostrar la misma actitud e imagen que nos llevó a vencer al Mediterrani", resumía Lobera. La Copa supone un plus de motivación para el Pla-Za, tras su segunda victoria en el campeonato doméstico. "Es un aliciente especial. Una competición a un partido con factor sorpresa incluido. El equipo dará el máximo", completaba el capitán, Ángel Andreo.

Etiquetas