Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

MEDIO MARATÓN

Mariño se impone

.El atleta del Hinaco Monzón vence en la segunda edición del Medio Maratón.

Javier Mariño, del Hinaco Monzón, en un momento del medio maratón.
Mariño se impone
RAFAEL GOBANTES

 El menudo cuerpo del atleta barbastrense Javier Mariño, que defiende el rojo y azul del Hinaco Monzón, se ha batido en crosses, pistas, regionales, nacionales y ligas de clubes. Hasta ayer, su palmarés tenía una casilla pendiente, la del medio maratón, que tachó con su victoria en la segunda edición del "Ciudad de Huesca". Mariño completó los 21 kilómetros y 97 metros con zancadas firmes y convincentes; estaba entre los favoritos y dictó el ritmo de principio a fin. Además, rebajó en más de un minuto el tiempo del ganador del año pasado, José Carlos Ciprián, con 1.09.03.

Fue, valga la redundancia, una carrera rápida, en la que los favoritos marcaron pronto diferencias. El participante en este medio maratón se puede dividir en dos categorías, una competitiva y otra popular, con el matiz de lo exigente de sus características. El cartel anunciaba un quinteto de corredores por encima de los demás. Y cuatro de ellos se repartieron las cuatro primeras plazas; la única ausencia, la del marroquí Redouan Benarafa, que se cayó en la segunda vuelta tras pisar un cono y torcerse el tobillo. Atendido por los servicios médicos, dijo adiós al éxito y al homogéneo grupo que conformaban Mariño, sus compañeros del Hinaco Javier Yerno y Sergio Supervía y el zaragozano Roberto Clavijo, ganador en dos ocasiones de la Quebrantahuesos y que se bajó de la bicicleta para terminar conquistando la segunda plaza.

No fue un final emocionante. La constancia de Mariño resultó inasequible para sus rivales y enfiló los últimos cientos de metros con la certeza de la victoria. A poco más de 30 segundos llegaría Clavijo y, más de un minuto después, Yerno. Después, el goteo sería incesante hasta las dos horas y 19 minutos del último en aparecer, Carlos Ibáñez. La primera clasificada femenina fue la oscense Marta Cortés. Otros se tomaron como objetivo dar dos de las tres vueltas al circuito urbano.

Con un excelente uso de los escasos recursos, la Fundación Alcoraz y el resto de colaboradores dieron por buena una jornada que sirve para dar continuidad al rescate de una distancia maltratada en la capital oscense. Segunda edición y segundo altoaragonés que se inscribe en el palmarés.

Feliz por el triunfo

Los tres primeros clasificados, Mariño, Clavijo y Yerno, coincidían al señalar las virtudes del circuito que atraviesa el centro de la capital y, de esta manera, acerca el atletismo a la gente. Javier Mariño destacaba que "es el primer medio maratón que gano. Estoy contento, entreno muy bien y ahora hay que hacer kilómetros porque comienza la temporada de cross". Se había sentido "bien, con un comienzo a ritmo medio. A falta de cinco o seis kilómetros he incrementado la marcha, me he encontrado bien y me he ido de los demás".

Clavijo, por su parte, reconocía que "quería ver cómo estaba de forma y me ha sorprendido. Era normal que ganase Mariño, pero había que intentarlo". Yerno hablaba de "una carrera rápida".

Etiquetas