Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Marcelino: "Las decisiones deportivas las tomamos de forma consensuada"

Marcelino, rodeado de algunos de sus jugadores, durante el entrenamiento de ayer.
Marcelino: "Las decisiones deportivas las tomamos de forma consensuada"
MAITE FERNÁNDEZ

Marcelino revisó ayer todas las esquinas del Real Zaragoza tras una intensa semana repleta de asuntos periféricos y poco fútbol. El técnico, antes de cerrarse cualquier llegada, analizó los hombres en la puerta de entrada. Comenzó con Javi Guerrero: "Cuando se trae un jugador a estas alturas, su adaptación debe ser rápida. En ese sentido, Javi conoce el fútbol español y el entrenador le conoce como persona. Sé lo que nos puede dar". Menos referencias pudo dar sobre Leo Ponzio, la nueva bisagra para el mediocampo: "No os puedo hablar de él, sería un atrevimiento teniendo en cuenta que en el Zaragoza hay muchos profesionales que conocen cómo es. Todos hablan maravillas de Leo, se adaptaría rápido porque conoce el club, el equipo y la ciudad, y puede transmitir, por cómo es él, cosas que el grupo necesita".

Llegó el turno de las salidas, con Oliveira en el epicentro de la conversación: "Ricardo posee mucha calidad, es uno de los mejores del mundo en su puesto. Pero su rendimiento ha estado lejos de esa calidad. No quiero decir que eso sea únicamente culpa suya. Luego están las decisiones del club, y en eso no puedo entrar".

Marcelino ve cómo se cierra el círculo abierto en verano: adiós a Milito, a Sergio García y a Oliveira, el prestigioso trío de arietes sobre el que soñó edificar su equipo: "Dije que quería a dos de los tres. Con dos, bien. Con uno, estábamos jodidillos, y sin ninguno, más jodidillos aún. No rectifico. Pero influyen muchas cosas: el rendimiento, la adaptación, el estado de ánimo y las valoraciones que haga el club en la relación costo-rendimiento. Yo no tengo la fuerza moral para exigirle al club que Oliveira se quede".

El técnico del Real Zaragoza también argumentó la salida de Antonio Hidalgo: "No se adaptó a lo que le pedimos como centrocampista cuando llegó. Pensábamos que podía hacerlo, pero en la cabeza tenía metido jugar detrás de un punta. Fue contando menos, le surgió la posibilidad de ir a otro equipo, y nosotros no queremos gente descontenta".

¿Cuál el grado de poder que posee en las decisiones deportivas? Marcelino concretó cuál era su papel dentro del entramado técnico: "Quiero aclarar eso. Yo no tengo plenos poderes en la toma de decisiones, sino que soy participe de ellas, todo se hace de una manera consensuada. No quiero ser el protagonista, porque seis ojos ven mejor que cuatro, y cuatro, mejor que dos. El proyecto deportivo del Zaragoza no puede dejarse en manos de una persona".

Pero, en medio del punto álgido del mercado, llega el Levante. "Espero que nada nos influya, pero esta situación era predecible cuando un equipo como el Zaragoza tienen en su plantilla jugadores de mucha capacidad. Podía pasar. Yo veo bien al equipo, quizá sea un partido más importante que otros porque venimos de dos derrotas, lo que tenemos que hacer es no repetir la segunda mitad del partido contre el Rayo".

Marcelino miró al calendario y anunció el advenimiento de una fase crucial: "Los próximos seis partidos son muy importantes y pueden propiciar que, hasta el final, suframos mucho o un poco menos que mucho. Debemos sacar el número de puntos necesarios para que no se escape ningún rival o para que nos escapemos nosotros". El técnico pidió "el apoyo y la unión de la grada" y dejó claro que a las doce de la noche de ayer estarían los "jugadores que deben subir a Primera".

Etiquetas