Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Manolo Zambrano: "Si el Zaragoza falla, se le pone todo negro"

El técnico onubense asumió la dirección de un equipo que agonizaba hacia Segunda pero ha revertido la inercia negativa. Para la final del sábado da favorito al Zaragoza pero promete mucha lucha y problemas.

El entrenador Manolo Zambrano, onubense de 46 años, lidera la supervivencia del Recreativo. Ex jugador del club y técnico de la cantera, sustituyó a Víctor Muñoz y ha dotado a su equipo de un espíritu combativo, optimista y valeroso.

En Zaragoza, el partido se asume como un paseo por una cornisa ¿También es tan crítico para el Recreativo?

Aquí no tanto. Quizá sea nuestro partido del año porque podemos dejar certificadas muchas cosas, pero no es tan determinante como para el Real Zaragoza. Si fallamos, nos quedarán partidos para solucionarlo. En cambio, si el Zaragoza falla, se le pone todo negro. Es un partido importante para los dos, pero más decisivo para ellos.

¿La salvación es una lucha cerrada entre Recreativo y Zaragoza?

No crea, pueden caer más rivales. Dentro de la pelea hay cuatro o cinco equipos más. Cerca del Recreativo están el Valencia o el Valladolid y hay algunos con 40 puntos. Nosotros no estamos tan alejados. Aunque para el Zaragoza la distancia es mayor

Las dinámicas de ambos equipos son inversas y las sensaciones opuestas ¿Quién llega mejor al partido?

El favorito es el Zaragoza. Por plantilla, por la calidad de sus hombres y porque juega con el apoyo de su afición. Pero en el fútbol hay que jugar los 90 minutos. Nuestra dinámica de resultados no es mala, pero no es determinante. Además, no creo que sea el peor momento del Zaragoza. Si estuviera en una situación menos complicada y con margen de error… Pero ahora es a cara o cruz, un punto de inflexión para ellos y su margen de error es mínimo. De sus últimos diez partidos es el más importante, así que nos encontraremos al Zaragoza más difícil.

¿Le vale el empate?

Desde que las victorias cuentan tres puntos, el empate se ha devaluado mucho. Pero puntuar es bueno. Comenzaremos cero a cero, con un punto, debemos mantenerlo e intentar ganar los otros dos.

¿Que le sirva el empate implica un planteamiento más atemperado y prudente que el visto frente al Barcelona?

En absoluto. Conmigo el Recreativo nunca jugó sin criterio ni valentía. Yo solo entiendo el fútbol de esa manera. Si un rival piensa que es mejor, debe demostrarlo sobre el césped. Nuestro fútbol es buscar la portería contraria e intentar que el rival no encuentre la nuestra. Ese equilibrio lleva a la virtud. Ocurre que a veces atacas más o el rival te pone en apuros. Pero nosotros seguiremos igual.

¿Cuáles son las claves de la combatividad y el buen momento del Recreativo?

Las claves de un equipo de fútbol viven en los futbolistas. Es verdad que después hay una persona que intenta aplicar sus métodos y su filosofía, pero el fútbol es de los futbolistas. Los técnicos proponemos y ellos disponen. La reacción del Recre es obra de los jugadores.

¿El convencimiento es el primer paso para escapar de apuros como éste?

Y la solidaridad y el compromiso, todo ayuda. Si faltan esos valores, hasta un equipo grande lo nota. Cuando un club humilde se apoya en el trabajo colectivo y en el convencimiento, es imposible fallar. Desde el principio, he procurado que los jugadores sepan que si están enfadados con alguien, están enfadados con el entrenador. El grupo se sitúa por encima.

¿Es más sencillo gestionar un vestuario habituado a los peligros?

¿Lo dice por los egos?

No, me refiero a la presión.

Los grandes jugadores siempre aguantan mejor la presión. Es verdad que el Zaragoza no está acostumbrado a estas situaciones. Tiene uno de los mayores presupuestos de la Liga, no ha cumplido los objetivos previstos, dos entrenadores salieron corriendo, era un equipo llamado a luchar por la Champions y ahora hay desencanto, incertidumbre e incomodidad. Eso sí puede hacer mella en una plantilla. Pero gestionar un grupo depende mucho de los objetivos y de la filosofía del entrenador.

¿Esa aclimatación del Recre a la zona baja es una ventaja?

Si esa ventaja se pone en una balanza con la calidad del Zaragoza, no sé de qué lado se podría inclinar.

Habla del aval de calidad que tiene el Zaragoza. El Recreativo le saca tres puntos. ¿Se cambiaría por su rival?

Ahora mismo, no. Pero por nadie. Para mí, mi grupo es el mejor. Estamos conociéndonos y si no lo defiendo yo, no vendrá nadie de afuera a hacerlo. Quien se piense superior al Recre deberá demostrarlo.

Usted es un hombre de club, como Manolo Villanova. ¿Es la tipología de entrenador más recomendable para resolver apuros? Porque los clubes siempre acaban recurriendo a ellos…

La gente más indicada es la gente cualificada. Es el primer paso. Si además son de la casa, mejor, por todos los ingredientes que aportan: conocer el club, la afición, como se piensa, el grupo… Pero lo importante es estar cualificado.

Posiblemente, hace unos meses la crisis deportiva del Zaragoza le extrañara. ¿Ha dejado de sorprenderle conforme ha visto su fútbol?

Se esperaba que se recuperara pese a no hacer una buena temporada. Por la calidad de sus hombres, hay equipos que salen de abajo. Pero no es la primera vez que a un grande le cuesta escapar. A todos se nos vienen algunos nombres a la cabeza. A veces, las cosas se complican. El fútbol es impredecible y eso es lo bueno: equipos humildes se mantienen y equipos con plantillas enormes se complican.

¿Qué destacaría del Real Zaragoza?

La calidad. Quien la tiene puede demostrarla, quien no, es imposible. Pero querer es poder. Y siempre surgen condicionantes graves como la ansiedad o el nerviosismo que te hacen precipitarte. Pero en situaciones comprometidas, la calidad es indispensable.

¿Cómo sospecha que será el partido?

Una cosa es lo que espero y otra lo que deseo. Espero un partido entre dos equipos intranquilos y que solo mirarán por el resultado. Y deseo lo mismo que Manolo Villanova. Él quiere que ganen los suyos y yo los míos.

Etiquetas