Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

BALONCESTO

Madrid y Barça suman a domicilio

Los blancos se impusieron en la cancha del Bizkaia Bilbao Basket y los azulgrana hicieron lo propio en Valencia.

Real Madrid y Regal Barcelona lograron ayer dos meritorios triunfos a domicilio que les sirven para seguir en lo alto de la clasificación con tres victorias en otros tantos partidos.

El Regal Barcelona sumó su tercera victoria de la temporada en la Liga ACB pero tuvo que trabajar hasta los últimos minutos para doblegar (69-78) a un revoltoso Power Electronics Valencia, al que, al final, le faltaron fuerzas y también recursos para poder disputar el triunfo.

El conjunto valenciano fue de más a menos y aunque su arrollador inicio de partido pilló al equipo catalán con la guardia baja, poco a poco notó el desgaste que le produjo el poderío físico de su rival y no pudo frenar el rodillo visitante en el último cuarto.

El Power Electronics Valencia salió en tromba. Sumó de tres en tres las cuatro primeras veces que anotó y con su atrevida apuesta descolocó al Barcelona.

Sufría el conjunto catalán y Navarro cogió el mando. Sus tres triples mantuvieron en el choque a los suyos a la espera de que la mermada rotación de los locales (que no contaban con Nando De Colo, Jeremy Richardson, James Augustine y Florent Pietrus) le permitiera reestablecer el guión previsto.

La intensa rotación visitante desgastó el ímpetu local y la obligación del Power Electronics Valencia de defender mirando de reojo la tablilla de faltas personales permitió al equipo catalán empezar a encontrar con más facilidad el camino a la canasta.

Regresó el conjunto catalán tras el descanso dispuesto a no dejarse sorprender de nuevo, y lo logró. Su intensidad defensiva cegó a los locales y le permitió anotar en transiciones y aunque la casta de Rafa Martínez y Lishchuk mantuvo viva la esperanza del Power Electronics, los visitantes parecían controlar ya el ritmo del encuentro.

Pero el conjunto catalán no logró cerrar el partido y, aunque con pocas fuerzas y sin apenas ideas en ataque, el Power Electronics Valencia se mantuvo unos minutos más en el choque. Eso sí, ya no tuvo recursos para poder poner en peligro el triunfo visitante.

Por su parte, el Real Madrid logró ayer en el nuevo Bilbao Arena un triunfo agónico (73-75) ante un Bizkaia Bilbao Basket aguerrido y peleón, que fue mucho tiempo por delante en el marcador y soñó con el triunfo hasta el último suspiro del choque, un triple sobre la bocina de Blums que escupió el aro.

Ese último hilo de vida se lo habían dado al equipo local dos tiros libres fallados a seis segundos del final por Sergio Llull, curiosamente uno de los mejores de su equipo. En ese lanzamiento postrero de Blums, que ya unos segundos antes había resucitado a los suyos con su único triple anotado, pudo haber dado una victoria al conjunto de negro que saboreó los más de 25 minutos que estuvo por delante en el marcador, desde el comienzo del segundo cuarto hasta que quedaba 1:23 para el final.

Fue en el último tramo cuando el Madrid, apoyado en Carlos Suárez, espléndido en la segunda mitad, dio la vuelta a un choque que le resultó a contrapelo y áspero durante muchos minutos.

Etiquetas