Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

VOLEIBOL

Los pies en el suelo

El CAI Teruel vuelve a la realidad tras el fiasco ante el Noliko Maaseik. Vuelve la Superliga y hoy recibe al Caravaca (18.00)

Batista se eleva para rematar, en el duelo contra el Noliko.
Los pies en el suelo
CAI TERUEL

El Noliko Maaseik puso los pies en el suelo al CAI Teruel. La realidad de una derrota cruel por el significado que encierra: el tren directo para acceder a la siguiente ronda de la 'Champions League'. El batacazo el Día de Reyes, tristemente recordado, supone un golpe anímico del que el conjunto naranja debe recuperarse rápidamente. La Superliga entra en acción ya, hoy mismo, antes de iniciar el próximo martes ¿el último viaje europeo? hasta la ciudad italiana de Cuneo.El Noliko Maaseik, de Vital Heynen, rompió el sueño de un equipo que sabía de memoria que no podía desaprovechar la oportunidad de certificar su presencia en la máxima competición continental. Pero lo cierto es que, en la pista, donde hay que hablar, el CAI está aún varios pasos atrás de lo que exige el torneo y la calidad que exhiben sus rivales, como el belga. Lo reconocía el propio Óscar Novillo al finalizar el choque: "No estamos a la altura de afrontar una segunda fase de la 'Champions'". El equipo, el cuerpo técnico, los directivos, el público?, la familia del CAI Voleibol Teruel quedó muy tocada por el desenlace de un partido vibrante, emocionante, de los que hacen afición y por los que se merece estar en Europa. Pero el esfuerzo no fue suficiente. Hace falta más.

El capitán, Guille Hernán, hombre comedido en sus valoraciones, daba una clave de por qué la máquina naranja no funciona al gusto de todos: "Nos está costando jugar como un conjunto". Un bloque coordinado, imagen que lució su rival belga en los dos enfrentamientos que han vivido. En Maaseik, el CAI ofreció unas pobres prestaciones en los distintos fundamentos del deporte; en Teruel, la escuadra que gestiona Novillo volvió a tropezar en un mal endémico esta temporada, la recepción. Tampoco fue letal con el saque y, a partir de ahí, la capacidad de ataque se resintió. Poca defensa -el Noliko casi se atraganta de gestionar tantos balones-, y sin confianza. El Noliko fue un conjunto con menos fisuras y que, en los momentos decisivos, supo manejar las ventajas con mayor criterio que el CAI. Con un planteamiento muy serio, el bloque de Heynen se conoce muy bien; al equipo de Novillo aún le falta comunicación.

El CAI aparca las matemáticas

Los equipos se crecen también con las derrotas, y el CAI Teruel hace propósito de enmienda y mira hacia delante. Depende de sí mismo para seguir soñando con la 'Champions' como el mejor en la tercera posición: un milagro en Cuneo. Si no logra puntuar, suma ahora siete puntos, tendrá que esperar que hasta cinco rivales -Budva (7), Friedrichshafen (7), Treviso (4), CSKA Sofia (5) y Panathinaikos (5)- pinchen para no arrebatarle la plaza en juego. Si las matemáticas restan, más que suman, podría perder sus opciones de continuar en Europa por la vía de la Copa CEV.

Los cálculos marean y, momentáneamente, el CAI los aparca para centrarse en otro torneo que no debe descuidar: la Superliga. Sin descanso, esta tarde llega a Los Planos el colista de la competición, Ortodent Año Santo 2010 Caravaca, que se abona a la épica y a su hinchada que se desplaza a Teruel para dar campanada. Es la última jornada de la fase regular, con la confección de los emparejamientos de la Copa del Rey en juego, y la posibilidad de terminarla con el simbólico título de campeón de invierno que también ansía el Unicaja Almería. El reencuentro del CAI con su marea naranja, siempre fiel.

Un CAI que esta campaña ha sufrido en su retorno al campeonato doméstico cuando ha salido de un partido continental: derrota en Bélgica, pérdida del liderato contra CMA Soria; victoria en Serbia, tropiezo en Almería; triunfo contra Kragujevac en casa, susto contra Vigo. Caravaca, que cayó a la última plaza tras sucumbir contra el Multicaja Fábregas Sport, no tendría que suponer un problema, pero el CAI ha sufrido un desgaste físico y moral importante. El conjunto murciano inicia una serie de finales hacia la permanencia, y sin presión intentará sacar un resultado positivo.

El partido tiene su miga ya que los cruces del torneo del K.O., que definitivamente se jugará del 23 al 26 de marzo en la localidad grancanaria de Vecindario, están en juego. Esta tarde se puede despejar la duda de quién caerá en suerte y el recorrido de los emparejamientos de una competición que, en un principio, estaba señalada en el calendario del 23 al 26 de febrero. La Federación Española de Voleibol, en un ejercicio de ignorancia total, no tuvo en cuenta que en esas fechas tienen lugar las semifinales de la Copa CEV, competición en la que concurre Unicaja Almería y, posiblemente, el CAI Teruel. El día 26 de marzo se iba a disputar la 22ª jornada de la fase regular, la última, que se traslada al 26 de febrero, entre la 17ª y 18ª. Ahí es nada.

Etiquetas